Marx y la democracia – Ensayo

Los primeros esbozos de la teoría de Marx acerca de la democracia, se configuran en la década de 1830 y 1840 a partir de la experiencia de las revoluciones nacionalistas y populares de Europa y de la persistencia de Estados monárquicos y de regímenes políticos oligárquicos, y se enriquece con el proceso político subsiguiente y en particular con la Comuna de Paris de 1871.

 

Marx se plantea la democracia en términos de representación y de ejercicio político directo de la ciudadanía y la voluntad popular mediante el sufragio universal, la separación de la iglesia y el Estado, la organización de consejos territoriales, el servicio militar universal y la formación de una milicia popular republicana en reemplazo del ejército, los impuestos progresivos y la educación pública, laica y gratuita.

El aporte conceptual y teórico que hace Marx a la cuestión de la democracia, es que rompe con los conceptos tradicionales de representación y de ejercicio del poder, para incorporar elementos de democracia participativa que al día de hoy siguen siendo interrogantes no resueltas.

Lea y descargue aquí el ensayo:

MARX Y DEMOCRACIA NOTAS ANÁLISIS HISTÓRICO POLÍTICO Y TEÓRICO

Ensayos para un modelo de desarrollo sostenible: un cambio estructural – Varios autores – ICAL, CLACSO, Fundación Rosa Luxemburgo – 2017

El momento político, económico y social que vive Chile, no comenzó a gestarse el año 2014, ni siquiera a partir de las elecciones del año pasado, se comenzó a gestar cuando los movimientos sociales cambiaron el consenso activo de nuestra sociedad y comenzaron una lucha política por la hegemonía, por instalarse en el sentido común de la población.

escrituralogo

Desde el pensamiento gramsciano podemos diagnosticar que estamos en medio de una crisis orgánica, es decir, la mayoría de la población ya no cree en lo que creía antes y vivimos el tiempo interregno cuando la vieja hegemonía comienza a morir y la nueva no termina de nacer, vivimos por lo tanto en la incertidumbre de lo que viene.

En esta crisis orgánica, ha cambiado el consenso activo al cuestionar el lucro en la educación y la mirada utilitarista hacia los trabajadores, pues se hizo una crítica al objetivo de vivir en sociedad. Los movimientos sociales lograron que la sociedad cuestionara el enriquecimiento de algunos sobre la base de romper la promesa de desarrollo para todos. El nuevo consenso activo, por tanto, pone al centro el desarrollo en igualdad de nuestra sociedad, dándose un gobierno que represente este consenso y
lo lleve adelante.

Cuando mencionamos el consenso activo, no nos referimos a un asentimiento condicionado por el miedo a perderlo todo, o por la creencia fatalista de que nada puede cambiar, sino desde una perspectiva que incluya la movilización, actual o potencial, a favor del nuevo orden social existente. En esta perspectiva el rol de los movimientos sociales es fundamental, pues el Estado,  como conservador del orden, solo puede representar un nuevo consenso si es empujado a él por los movimientos sociales, para luego incorporarlo como propio. Pero así como la corriente contra hegemónica de los movimientos sociales derribó las bases mismas del antiguo consenso y lo reflejó en su ánimo reformista, la antigua hegemonía sigue viviendo entre nosotros; una que construyó el consenso activo que le daba sentido al modelo neoliberal de desarrollo, al Estado subsidiario y a su Constitución política. Este es el tiempo donde el nuevo consenso activo instala las bases de lo que va a ser hegemonía en nuestra sociedad, con la igualdad al centro.

Lea y descargue el libro:

ENSAYOS MODELO DESARROLLO SOSTENIBLE CAMBIO ESTRUCTURAL ICAL FRS CLACSO 2017

La revuelta obrera del Frigorífico Bories y Puerto Natales en 1919

Los sucesos de 1919 en Natales han pasado casi al olvido y este ensayo intenta aportar nuevos datos y hallazgos significativos. Sin embargo, el documento más importante que no ha sido encontrado hasta el día de hoy, y que puede aportar una visión más completa de los sucesos, es el texto original del expediente judicial que fue iniciado con motivo de esta revuelta.


Este relato contiene el resultado de una investigación histórica, documental y bibliográfica efectuada por el autor en bibliotecas y archivos de Chile, Argentina y Francia entre 1984 y 1994 y forma parte del primer volumen del libro: “Historia del Trabajo y los Trabajadores de Magallanes y la Patagonia, 1843-1973” publicado originalmente en internet en 1996.

Para esta investigación hemos compulsado detalladamente la prensa escrita de Magallanes y de la Patagonia argentina, en particular los periódicos “La Unión” de Río Gallegos y los diarios “El Trabajo”, “El Comercio”, “Chile Austral”, “El Magallanes” y “Magellan Times” de Punta Arenas, además de consultar los archivos Municipal de Río Gallegos y Punta Arenas, el Archivo Nacional de Buenos Aires y Santiago de Chile, la biblioteca y archivo de correspondencia de Mauricio Braun en el Museo Regional de Magallanes y la biblioteca del Instituto de la Patagonia en Punta Arenas. También hemos recogido información en el Archivo y biblioteca de la Sociedad de Amigos de la Comuna de Paris en Francia.

Las comunicaciones entre la Federación Obrera en Punta Arenas y la Sub-Delegación en Puerto Natales se fueron haciendo diarias, de manera que en ese entonces, los hechos y las noticias ocurridas en un día en una ciudad, eran conocidas en la otra ciudad el mismo día (puesto que funcionaba la comunicación telefónica o telegráfica) o al día siguiente.

El contexto general que caracteriza los sucesos de 1919 en Puerto Bories y Puerto Natales, está dado por una creciente tensión social entre los gremios de trabajadores, especialmente de aquellos asociados a la actividad ganadera y frigorífica y las empresas ganaderas que dominaban la actividad económica en el territorio magallánico y patagónico.

Allí donde hay combustible y chispa, surge el fuego.

No hay conflicto si no hay ingredientes objetivos y subjetivos que empujan al choque.

Entre los obreros, reinaba un ambiente de tensión originado en el frecuente maltrato y abuso de que eran objeto los trabajadores por parte de los administradores y capataces de los establecimientos ganaderos (ingleses en su mayor parte) y alimentado además, subjetivamente, por la orientación anarquista y el estilo confrontacional de los dirigentes de la Federación Obrera local.

Pero además, pesaban otros elementos en el escenario: los precios de la lana se habían desplomado en los mercados internacionales producto de la guerra mundial (1914-1918) y por lo tanto, al tiempo que el poder adquisitivo de los salarios había caido (ante la carestía de los productos de importación y de la carne), las empresas ganaderas se negaban a aumentar los salarios ante los petitorios anuales de la Federación Obrera, para evitar la disminución de sus ganancias.

El componente económico de la situación en la Patagonia producto de la crisis económica, originó grandes huelgas en 1915 y 1916 las que habían paralizado la esquila y dificultado la exportación de lanas, y por las contínuas alzas de precios de los artículos esenciales.

Indirectamente, la revuelta obrera en Natales es un efecto retardado de la crisis en la economía ganadera magallánica ocasionada por la primera guerra mundial y la interrupción del comercio marítimo entre la Patagonia chileno-argentina con los puertos ingleses, producto de la guerra submarina entre Alemania e Inglaterra en el océano Atlántico.

Toda la economía ganadera de exportación que se había instalado en la Patagonia chileno-argentina desde la década de 1880-1890, estaba golpeada por la crisis al romperse los flujos de circulación de la navegación marítima y comercial entre los centros productivos australes y los mercados europeos e ingleses en particular.

Al momento de los hechos que vamos a relatar, el Frigorífico Bories de propiedad de la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego era el más grande establecimiento frigorífico de la región magallánica. El frigorífico había comenzado a operar en 1910 en la elaboración de carne conservada, habiéndose concluido sus instalaciones en 1914.

En 1919, el Frigorífico Bories abarcaba las especialidades de Frigorífico, conservación de carnes, fabricación de extracto de carnes y curtiduría, poseyendo además una fábrica de ladrillos, un aserradero, un vapor y un pequeño ferrocarril de trocha angosta hasta Puerto Natales. Se trataba de un establecimiento con capacidad para faenar 300.000 animales, habiendo producido en 1918 la suma de 5.000 toneladas de carne frigorizada, y en el cual trabajaban un promedio de 700 obreros.

Para entender los sucesos de 1919 en Natales, hay que relacionarlos con el asalto e incendio de la Federación Obrera de 1920 en Punta Arenas y las revueltas obreras en Santa Cruz (Argentina) en 1921. Todos estos movimientos están relacionados entre sí por las demandas de mayores salarios y mejores condiciones de vida para los trabajadores y se enfrentan a poderosas empresas, verdaderos imperios ganaderos corporativos que controlan gran parte de la actividad económica, financiera y productiva y que tienen a los respectivos gobiernos y al Estado a su disposición.

Los trabajadores en la Patagonia austral en la década de los años 10 y los años 20, sometidos a las reglas y rutinas de un capitalismo salvaje, sin legislación laboral que los proteja, están literalmente solos frente al poder político, económico y cultural combinado de los empresarios, los gobiernos y el Ejército y la Iglesia católica.

Esta es una contribución al conocimiento y la memoria del trabajo y los trabajadores en la región más austral de la Patagonia chileno-argentina.

Manuel Luis Rodríguez U.
Punta Arenas – Magallanes, Chile, verano de 1998.

Seguir leyendo “La revuelta obrera del Frigorífico Bories y Puerto Natales en 1919”

Alfonso Coñoecar Millalonco, el hombre, el militante, el dirigente – Juan Salvador Miranda

Alfonso Coñoecar Millalonco. El hombre, el militante, el dirigente.

Es difícil poder escribir un homenaje a un amigo y también a un gran militante político de la izquierda, específicamente del Partido Comunista, pero a veces es necesario aclarar cosas que la historia oficial busca omitir.

Alfonso Coñoecar nace en la isla Chiloé y desde pequeño se dedica a trabajar junto a su familia en diversas  labores del campo. A principios de los años 70, durante el inicio del gobierno de la unidad popular se integra a una comparsa de esquila y se traslada desde Chiloé a Tierra del Fuego donde trabaja de vellonero. Le toca vivir en carne propia las duras condiciones en las cuales se desempeñaban los esquiladores y la gente del campo; él nos relataba que la siguiente temporada regresó al mismo trabajo y, sin dudas, las condiciones habían cambiado, los trabajadores comenzaron a vivir los cambios que estaba desarrollando la unidad popular. Contaba con orgullo y emoción esa parte de su vida, su inicio en la izquierda fue sellado en Tierra del Fuego en medio de la pampa donde nacen los vientos.

conoecarminero

Posteriormente, comienza a trabajar en el mineral de Rio Turbio en Argentina extrayendo carbón en tiempos en que las dictaduras militares dominaban nuestro continente. Ayudó a formar el sindicato de mineros en la clandestinidad y, paralelamente, comenzó a militar en el partido Comunista Argentino. Sin lugar a dudas esos fueron años difíciles donde muchas veces terminó en una celda y también sin un centavo en sus bolsillos (Ya que la empresa lo castigaba sin el pago del sueldo), pero su voluntad era inquebrantable.

Uno de los episodios poco conocidos de su vida fue cuando ayudó a muchos militantes de organizaciones revolucionarias a salir clandestinamente de Chile cruzando la frontera de a pie en tiempos oscuros de nuestra historia. También lo hizo con muchos trabajadores Chilenos que por un exilio económico no tenían empleo en su patria y les proporcionó trabajo en la vecina república; también ayudó a muchos jóvenes Chilenos para que continúen sus estudios en la Argentina. Para Coñoecar el sindicato era la herramienta que podía beneficiar directamente a los obreros y de cierta manera él aplico así esa herramienta en beneficio de los obreros. Fue un pilar fundamental para la recuperación de la democracia tanto en Chile como en Argentina y eso no se debe de olvidar, la militancia la predicaba con el ejemplo.

Cuando regresó a Puerto Natales potenció el centro de jubilados de los mineros de Rio Turbio y el club de la misma institución; ayudó a conseguir que las viudas chilenas continúen cobrando pensiones de la Mina y también logró que mucha gente que no podía jubilar en la vecina república obtuviera ese beneficio.

Comenzó a trabajar con dirigentes vecinales y deportivos, en las elecciones del año 2012 logró salir electo como concejal por el Partido Comunista y desde esa vereda trabajó muy fuerte por Puerto Natales y su gente. Conviene mencionar que logró levantar a su glorioso Partido Comunista de Chile en Ultima Esperanza. Sin lugar a dudas este hombre logro plasmar en su vida la consecuencia de la izquierda, esa que va contra viento y marea y logra llegar a buen puerto.

Hoy es un referente para mucha gente y es reconocido por el pueblo humilde. Siempre agradeceré haberte conocido y que me hayas mostrado el camino de la consecuencia y de la honestidad. Gracias Coño.

Juan Salvador Miranda Vios

Verdad y opinión en tiempos de Twitter – Trinidad Lathrop – La Cuarta Muralla

¿Recuerdan el bochorno de Karla Rubilar cuando acusó, con “documentos en mano”, que un detenido desaparecido estaba en Europa y que su familia, que recibía indemnización del estado, estaba robándonos?. No lo dijo exactamente así, pero era la idea. En ese tiempo, ella integraba la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

escrituralogo

Para los que no recuerden, quien estaba en Europa y vivía allí desde niño, era el nieto de un detenido desaparecido, y que en su honor llevaba el mismo nombre y el primer apellido de su abuelo.

¿Cómo le pasó esto a Karla Rubilar?, ¿Por qué no revisó mejor?
Porque de pronto encontró “una prueba” que demostraba lo que ella creía de antemano, lo que escuchó en su medio más cercano, lo que se decía en su partido: Que los detenidos desaparecidos eran una mentira de la izquierda.

Vio nombres y primer apellido iguales y vio una prueba irrefutable – puedo imaginar su emoción, al tenerla ahí, frente a ella – de sus propias convicciones.

Y lo creo porque también me habría pasado a mi, hace algunos años.

Distinto es si existe un juicio en tribunales donde se debe probar el hecho, la autoría y el deseo del autor de realizar esa acción, y exhibidas las pruebas, los jueces sientan la verdad jurídica que no necesariamente es la verdad absoluta, solo es la verdad que se pudo probar mediante un método, que llamamos debido proceso, y que nuestra sociedad consensuó en darle el carácter de inamovible cuando dijo: no podemos repetir un juicio contra la misma persona, por los mismos hechos una vez que la sentencia está firme y no haya recursos pendientes.

Así culpable o inocente se transforman en verdad para toda la comunidad.

Pero es la verdad jurídica, no la verdad absoluta.

Va más allá la búsqueda de la verdad cuando, a través del método científico, se elabora una teoría que es aceptada por toda la comunidad científica y se esgrime como verdad.
¿Por qué se le dice teoría?: Porque siempre puede ocurrir, que usando el mismo método, otros científicos agreguen datos o cambien conclusiones.

Entonces la teoría de la evolución es una verdad probada por el método científico. Está probada. Es teoría porque siempre se descubren más hechos que pueden probarse y sumarse a la teoría que hoy conocemos.

Así nos acercamos a la verdad completa.

¿Y por qué me doy esta vuelta?: Para hacer la diferencia.
La opinión no necesita pruebas, de hecho, no debe buscar pruebas.
La opinión es simplemente la convicción que una persona, o un grupo de personas, tienen sobre un hecho, pero que no se basa en un procedimiento ordenado para arribar a una conclusión. Como el debido proceso o el método científico, ni siquiera se basa en hechos, sino que se basa única y exclusivamente en la experiencia del opinante.

No debemos buscar pruebas para exponer nuestra opinión, porque se corre el riesgo de terminar ajustando los hechos a lo que ya dimos por cierto.
Las opiniones no valen más allá de nuestro entorno mediato, es una opinión entre las opiniones de los miles de millones de personas que viven en el planeta.
No es más que eso. Ni es menos que eso.

Juan Pablo Swett se equivocó. Se equivocó cuando confundió su opinión, con la verdad de los hechos.   Él vio la foto de un joven, moreno, con un bidón cerca de una fogata y dijo: Bien, aquí está la prueba, los mapuches son los causantes de estos incendios.

Él cree que los morenos, todos los de la región, son mapuches.
Él cree que los mapuches son terroristas y son capaces de incendiar el país.
Él cree que los mapuches son flojos, y no se le pasa por la mente que pudieran estar tratando de ayudar a apagar o frenar el incendio.

Y de pronto, “la prueba” de sus prejuicios estaba ante sus ojos. Emocionado la subió a la red… No pensó en la consecuencias, no buscó más información ¿Para qué? Si “la prueba” coincidía con lo que él siempre ha pensado.
Es un racista, como cualquier racista. Es cosa de ver a los de la supremacía blanca hablar sobre los negros, árabes, chinos… y dicen lo mismo que dice Juan Pablo Swett de los mapuches.

Y aquí es donde hago la diferencia con la diputada Rubilar: Reconoció su metida de pata, asumió los costos, y hasta donde le he puesto atención a sus dichos, se esforzó en escuchar, en entender, en informarse y creo que cambió de opinión.

Porque eso es una opinión, es el pensamiento que tenemos sobre un tema basados en lo que somos, en nuestras experiencias, en lo que hemos recogido del mundo mientras vivimos.
Por eso, si nosotros cambiamos, nuestra opinión cambia. Si nuestras fronteras se abren, nuestra opinión cambia. Si recogemos experiencias, nuestra opinión cambia.

Hemos visto a algun@s diputad@s y senador@s cambiar de opinión, por ejemplo, en el tema del aborto 3 causales. Porque han escuchado, han puesto atención a las decenas de mujeres que han dado su testimonio y su experiencia personal se ha visto enriquecida con la experiencia de esas mujeres y, como resultado, han cambiado de opinión.

Cuando nos adentramos más en una materia, vamos cambiando paulatinamente de opinión y cada vez esa opinión será más informada, pero seguirá siendo una opinión.

Pero a veces el prejuicio, el fanatismo o el mero interés (habitualmente económico) impide que alguien escuche, aprenda, se informe.
Solo escuchará a los que opinen igual que él, solo verá lo que le sirve para avalar su opinión, solo leerá a aquellos autores que ven las cosas desde su misma perspectiva, desechará la experiencia de otros, como inútil, y dirá: Yo siempre he sido de una sola línea, siempre he opinado lo mismo. Y lo dirá con orgullo, además.
Y ante los hechos irrefutables, buscará excusas y culpará al empedrado.
Puede hacerlo, si no es más que una opinión.

El límite está cuando se pretende hacer pasar esa opinión como verdad jurídica, acusando a otros de cometer delitos, o se quiere hacer pasar como teoría científica, como lo hacen algunos antivacunas.
La opinión no debe ser probada, pero los hechos si. Y cuando un hecho es probado, nuestra opinión no importa.

Yo, personalmente, desconfío de aquellos que dicen: “Yo soy de una sola línea: He opinado siempre lo mismo”
Significa que no han evolucionado, que no han sido capaces de informase ni un poquito, que no han crecido. En resumen, que son fanáticos ignorantes.

Por cierto, todo lo escrito aquí, es solo mi opinión.

 Trinidad Lathrop.
________
Las opiniones vertidas por los comentaristas que publicamos en LA REPUBLICA DE LOS LIBROS… son completamente compartidas por el editor de LA REPUBLICA DE LOS LIBROS. Punto.

La Demanda de Magallanes, 1986. Contribuciones para una historia de la oposición a la dictadura en la región austral de Chile

La historia de la oposición a la dictadura en la regoón de Magallanes no está escrita.

Es por tanto, una tarea pendiente, a la cual pretendemos contribuir con estos materiales publicados en la página weblog SURHISTORIA y reproducidos ahora en LA REPUBLICA DE LOS LIBROS, como un testimonio de los esfuerzos de organización y de movilización realizados en condiciones de clandestinidad en la región de Magallanes entre 1973 y 1990.

Hacia 1986 el movimiento opositor a la dictadura en Magallanes había ampliado su radio de acción y de influencia, se habían manifestado nuevos liderazgos y el cuadro político regional se encaminaba a un momento de decisiones.

Desde 1980 existía en Magallanes un conjunto de organizaciones políticas y sociales que reclamaban y actuaban contra la dictadura.  En el plano político, el Grupo de los 24 o Grupo de Estudios Constitucionales (liderado por la doctora Adriana Soto) era el referente opositor más notable.   El G24  había probado su capacidad organizativa, junto a la Coordinadora de Pobladores y otros grupos sociales organizados, creando las condiciones de organizacion para los cabildos vecinales de 1983 y el “Puntarenazo” de febrero de 1984.

puntarenazo

En la realidad, los únicos partidos que tenían alguna forma de organización real en Magallanes y que manifestaban alguna capacidad de movilización y de presencia en el espacio público, en el periodo entre 1980 y 1986 eran el Partido Democrata Cristiano, el Partido Socialista (dividido en dos sectores), el Partido Comunista y la Izquierda Cristiana.

La oposición social en la región estaba aglutinada principalmente alrededor del Comando Multigremial de Magallanes, el Grupo de los 24, el mocimiento Mujeres de Chile, MUDECHI, la Coordinadora de Pobladores, el CODEJU y la Comisión de Derechos Humanos.

LA DEMANDA DE CHILE Y LA DEMANDA DE MAGALLANES.

En la historia de la oposición a la dictadura en la región austral, el documento DEMANDA DE MAGALLANES puede considerarse como la síntesis más completa y representativa de las aspiraciones de los ciudadanos organizados de esta parte del territorio.

El texto integral de la DEMANDA DE MAGALLANES, suscrito en junio de 1986 en Punta Arenas dice lo siguiente:

“DEMANDA DE MAGALLANES

El Consejo de la ASAMBLEA DE LA CIVILIDAD DE MAGALLANES, formado por los representantes  de los organismos sociales que suscriben, acordaron por unanimidad de sus miembros, aprobar el texto íntegro de la DEMANDA DE CHILE e incorporar a ella, como documento complementario, esta

DEMANDA DE MAGALLANES

Reconocemos que Chile comparte hoy graves problemas de orígen común.  Consideramos que a estos se agregan realidades regionales que deben ser planteadas, discutidas y solucionadas en cada zona.   Magallanes presenta actualmente una desmedrada situación general que se ve agravada por sus especiales características geográficas y económicas.

Por lo tanto, este Consejo plantea:

1.-  Consideramos que una efectiva regionalización debe ser el marco institucional  en que se den las soluciones a los particulares problemas de esta región y por ello demandamos:

Que se origine una real descentralización administrativa en la toma de decisiones, que confduzca a que organismos regionales originen políticas coherentes a nuestra realidad en los campos de la administración, desarrollo económico, participación social y cultural.

2.- Toda vez que el desarrollo de esta región, requiere de una importante y efectiva participación del Estado y demás agentes económicos, los que deben velar por un armónico y significativo crecimiento y el resguardo soberano de nuestros recursos naturales, demandamos:

Un proyecto económico y social que se financie con la reinversión y utilización de parte de los recursos que genera la zona y que para este fin, se cree una Corporción Autónoma para el Desarrollo de Magallanes.

3.-  Porque las condiciones de vida de gran parte de la comunidad, se han deteriorado  un nivel ya casi insostenible, demandamos:

a)  un salario mínimo, basado en el real costo de la vida de Magallanes;

b) fuentes de trabajo productivas y estables, que absorvan la cesantía real y el sub-empleo;

c)  la fijación de tarifas justas en los consumos básicos (combustibles, gas, luz, agua), acordes con sus verdaderos costos de producción.  La población tiene derecho a acceder a ellos y poder utilizarlos permanentemente.

d)  que se ponga al alcance económico de la comunidad el transporte aéreo y marítimo, fijando tarifas especiales para residentes, en cuanto a pasajes y fletes;

e)  programas de autoconstrución u otros sistemas participativos, basados en una política de créditos accesibles y amplios.  Todo esto permitirá la construcción de viviendas de calidad acordes a las necesidades y características de la zona.

4.-  La salud y educación son derechos.  La calidad e igualitario acceso a ellos de toda la población, deben ser permanentemente garantizados por el Estado.  La catastrófica situación actual de desfinanciamiento, desorganización y deterioro de ambas áreas nos hace demandar:

a)  que el Estado suplemente económicamente dichas áreas para solucionar los problemas que existen en la actualidad, exigiendo también el término de los procesos de municipalización y privatización de ambos sectores, tal como están implementados hoy;

b) la normalización de la situación económica e institucional de la Universidad de Magallanes, restituyendo su plena autonomía.  La Universidad de Magallanes, identificándose  con la zona, debe racionalizar sus carreras, para responder a las reales necesidades de formación profesional requeridas para el desarrollo regional.

5.-  Una claro concepto de soberanía en la región supone poblamiento y desarrollo.  Hoy vemos que la carencia de políticas coherentes y estables  han provocado despoblamiento, emigración y desarraigo de un número apreciable de chilenos, restando su participación  en nuestro desarrollo.  Frente a esta situación demandamos:

Un Estatuto para Magallanes de orígen regional y participativo que contenga un conjunto de medidas administrativas, sociales, culturales, económicas, tributarias, arancelarias y previsionales estables en el tiempo, que incentiven la radicación, la inversión productiva y el retorno de chilenos que han emigrado en procura de su subsistencia y educación.

6.-  Considerando que Magallanes es la región maás endeudada de Chile, demandamos:

Solución definitiva, equitativa e integral al problema del endeudamiento.

7.-  Considerando que la Patagonia chileno-argentina presenta condiciones económicas, culturales, históricas y sociales similares, que le debiera llevar a un destino común de progreso, demandamos:

Un efectivo impulso al proceso de integración en el cual participen todos los sectores sociales, conducente a una pacificación del área y que propicie un proyecto conjunto de desarrollo futuro, basado en la confianza y amistad de los pueblos.

Estas son nuestras demandas.

Creemos profundamente en el destino de Chile y de Magallanes.

Es urgente que se adopten las medidas que posibiliten lo demandado.

ASAMBLEA DE LA CIVILIDAD DE MAGALLANES.

Punta Arenas, región de Magallanes, junio de 1986.”

Manuel Luis Rodríguez U.

LEA Y DESCARGUE AQUI ESTE ENSAYO COMPLETO:

LA ASAMBLEA DE LA CIVILIDAD Y LA OPOSICIÓN A LA DICTADURA EN MAGALLANES

“Con la razón y la fuerza, venceremos. La Rebelión Popular y la Subjetividad Comunista en los ‘80” – Viviana Bravo Vargas – Libro

“Hace diez años atrás, el historiador Jorge Rojas Flores publicaba
el primer ensayo bibliográfico sobre el comunismo chileno.
Junto con ofrecer una completa panorámica sobre el estado del
arte relativo al más antiguo de los partidos de la izquierda chilena,
Rojas concluía que eran numerosas las lagunas que la historiografía
debía cubrir respecto a este importante actor de la historia política,
social y cultural chilena durante el siglo XX.

Asimismo, remarcaba el predominio de enfoques tradicionales para abordar el pasado
de los comunistas chilenos, basados en una reconstrucción de la
historia política centrada en los documentos partidarios (plenos de
comité central, informes de los congresos partidarios y declaraciones
de sus máximos dirigentes), dejando de lado otras miradas, como
las culturales, sociales o estéticas. En este mismo sentido, señalaba
Rojas, ni los propios comunistas habían destacado en fomentar el
rescate de su pasado, salvo contadas excepciones. En resumen, del
contundente ensayo de Jorge Rojas se podía concluir que la historia
del comunismo en Chile era un trabajo pendiente, que esperaba ser
completado por medio de futuras investigaciones.”

Lea y descargue el libro:

_con-la-razon-y-la-fuerza-2

Mi amiga Gladys (“El amor a la libertad es imparable”) – Pedro Lemebel

Desde qué lugar se podrá perfilar el peregrinaje de esta mujer, sobrevivida a las brasas históricas que aún humean el ocaso del pasado siglo.

El tránsito biográfico de Gladys Marín por esta geografía, a veces toma el rumbo de una lágrima turbia que, en su porfiado rodar, fue marcando de lacre utopía el largo esqueleto del flaco Chile. Tal vez son varios los pasajes en la vida de ella que puedan activar su presencia en esta crónica, a modo de chispazos, de violentos y obligados traslados, de reclusiones, golpizas e instantáneas nómadas que, a pesar de su brusco acontecer, no marchitaron su enamorado ardor por la justicia y el desamparo de clase.

lemebel4

Quizás hay algo de frescor en la inagotable porfía de su discurso que reflota el sueño proletario en estos días de negociada transición. Algo de ella la perdura en el recorte primavero de aquella estudiante de provincia, que emigró a la capital para entrar a la Escuela Normal de Profesores, cuando todavía el mistraliano afán de la vocación pedagógica enamoraba niñas simples, muchachas sencillas deseosas de entregarse al simbolismo parturiento de la educación popular. Desde antes, las gloriosas feministas interceptaban el poder falocéntrico con sus discursos emancipatorios y panfletos militantes. Años jodidos para tantas mujeres que torcieron su destino doméstico, y en el desafío de la participación política liberaron su voz. Tiempos álgidos para una izquierda prófuga, fichada y abortada tantas veces por la exclusión. Días de borrasca para estas causas, siempre envueltas en la tensa demanda que encauzaba su tránsito de justicia social. «Su imparable amor a la libertad», siempre obstaculizado por los escollos conservadores y la rémora burguesa. Y ésa fue la atmósfera que enrieló el corazón de Gladys por la senda de un azaroso comunismo. El perseguido Partido Comunista de Chile, en el que tampoco era tan fácil para una mujer sumarse con dignidad a la biblia varonil de los próceres y al verbo del enérgico catecismo militante. Marchas, movilizaciones y plazas repletas de bravo pueblo eran el empuje de un multitudinario clamor. Y en esa apuesta, Gladys Marín se jugó la vida en verso y lucha, sangre y esperanza, represión y reacción armada; pulsiones populares bajo el cielo oprimido que alboraba el ilusorio tinte de un «rojo amanecer».

De todo aquello, quedaron restos de fogatas y fantasmales ecos que todavía resuenan en las manifestaciones callejeras del descontento. Sin embargo, en esos gritos, en esas consignas amortiguadas por el apaleo de la repre democrática, es en el único lugar donde la dignidad de la memoria anida inagotable. En esas explosiones de desacato, mujeres, estudiantes, jóvenes y obreros suman el sagrado derecho a la desobediencia, al desenfado con un gobierno que traicionó la adhesión popular que en el plebiscito le dio su apoyo. Aquellas movilizaciones que encabezó la izquierda en los ochenta, fueron el motor social que más tarde produjeron el cambio. El atentado a Pinochet nos hizo creer que el tirano no era invulnerable. Y fueron muchos lo que celebraron el desafío, por desgracia hoy esas figuras políticas, entonces de izquierda, en el traslado de estación se renovaron el pelaje. Los mismos que en el acomodo parlamentario se deshacen del ayer como si cambiaran de terno. Por cierto, tanta metamorfosis caradura no los sostiene, no sustenta sus discursos hermanados con el guante golpista. Cada gesto, cada visaje de coquetería con el amarre blindado de esta democracia, los caricaturiza, los desinfla fofos en la blanda papada de la negociada reconciliación.

Estas líneas adhieren cariñosamente a Gladys por cicatrices de género, por marcas de clandestinidad y exilio combatiente. Por ser una de las numerosas mujeres que capitalizaron ética en el rasmillado túnel de la dictadura y su fascistoide acontecer. Estas letras minoritarias se complicitan con ella en el develaje frontal del crimen impune y el mal aliento del tufo derechista que minimiza la tragedia. Pero acaso, bastaría con una sola imagen biográfica de Gladys.

Tal vez visualizar su retrato de juventud, perseguida después del golpe, teniendo como telón de fondo la acuarela memorial del amado amante desaparecido, extraviado, perdido para siempre en la última imagen de ver pasar caminando la muda figura de Jorge frente a la embajada que a Gladys le había dado asilo. Y esa enorme distancia, ese abismo de vereda a vereda, esa zanja de apenas veinte metros, imposible de llenar por el tacto impalpable del abrazo imaginado, del abrazo pendiente, soñado mil veces en la noche inconclusa de la abrupta separación.

Tal vez bastaría con el aire de esa espera para concluir este texto, o para alargarlo hecho bandera de oxígeno, pañuelo de tantas causas de derechos humanos que esperan justicia y castigo a los culpables. El pasado y el futuro son presente en el río arterial de los pueblos, como un caudal subterráneo que corre sin freno, carcomiendo los andamios de la pirámide neoliberal. Pero más que aguas desbocadas que perpetúan una sola dirección, son voces, arrullos, gritos, discursos, como el de Gladys, que en su polifonía oprimida esperan llegar al mar.

Fuente: http://lemebel.blogspot.cl/2006/11/mi-amiga-gladys-el-amor-la-libertad-es.html

El golpe de Estado ciudadano. Esas iniciativas que reinventan la democracia – Elisa Lewis, Romain Slitine – Libro

Un fantasma recorre el mundo: el fantasma de la crisis de las democracias.

En distintas regiones del planeta resuenan los crujidos del edificio de las viejas democracias, y se expresan las quejas y las manifestaciones ciudadanas que nos hablan del deterioro de la democracia liberal, de la crisis de la democracia representativa.  Las democracias consideradas “ejemplares” de Europa y Norteamérica muestran su rostro más peligrosamente populista, xenófobo, racista y desigual.

Las democracias modernas además, conviven difícilmente con dictaduras y autocracias, regímenes centralizados de partido único (como en China, Corea del Norte o Cuba) o monarquías hereditarias (como en Arabia Saudita, Emiratos Arabes) o dictaduras militares como en Birmania, que desafían la conciencia democrática de la humanidad y ponen en entredicho la vigencia plena de los derechos humanos.

Si la democracia es un valor universal, sigue siendo una aspiración incumplida para millones de ciudadanos en el mundo.

Las crisis en las democracias actuales son motivo de legitima preocupación.

Una campaña presidencial en EEUU (2016) que pone al desnudo a los ojos del mundo las profundas grietas sociales y culturales y divisiones de la sociedad estadounidense, mientras una serie de naciones europeas (que aún no salen de los efectos de la crisis económica de 2008) y que arriesgan caer en el extremismo nacionalista de ultraderecha (Hungría, Italia, Francia) o que se encuentran sometidos a crecientes presiones separatistas (Escocia, España), y mientras Gran Bretaña elije salir de la Unión Europea.   En síntesis, en la mayor parte de las democracias representativas occidentales, los ciudadanos se desalientan, o se movilizan y se quejan de los insoportables perjuicios sociales y económicos del costoso experimento neoliberal iniciado a fines del siglo XX.

Somos espectadores además, de un feroz golpe a la credibilidad de la “democracia estadounidense”: la denuncia que en la elección de Donald Trump intervino una potencia extranjera.   Un golpe demoledor si se considera que EEUU tiene una oscura historia de intervención en muchas democracias del mundo, mediante golpes de Estado y un catálogo ya conocido de numerosas maniobras desestabilizadoras.

La crisis de la democracia liberal occidental y representativa está a la vista de millones de ciudadanos, los que reclaman que las instituciones no resuelven sus aspiraciones y la clase política no los representa.   Los partidos políticos a lo ancho de todo el espectro ideológico moderno, hacen crisis, golpeados por la pérdida de representatividad, anquilosados en estructuras demasiado verticales y cerradas, aparentemente incapaces de dar cuenta de los acelerados cambios culturales que tienen lugar desde fines del siglo XX.

La corrupción es uno de los virus mas perniciosos que corroen las democracias. La corrupción entre los negocios y la política, el nepotismo y las prácticas deshonestas de enriquecimiento privado con recursos públicos. Se trata de otro de los efectos perniciosos del neoliberalismo, como lo denunciara Naomi Klein en “La Estrategia de Choc”.

Sin embargo, la democracia puede reinventarse.   Y puede reinventarse desde el interior mismo de la única y última reserva que puede reconstruirla: la ciudadanía.

Es la esperanza que ofrece este libro.

coputdetat

Elisa Lewis, Romain Slitine: Le coup d’Etat citoyen.  Ces iniciatives que reinventent la démocratie. Paris, 2016. La Découverte. 173 p.

Asistimos a la (otra) transición a la democracia.

El signo principal de esta corriente profunda que atraviesa la sociedad contemporánea, la tesis central de este libro recién publicado, es que en todo el mundo se han desarrollado experiencias de reinvención de la experiencia democrática, nuevas formas de hacer política que sirven como memoria reciente a la hora de repensar las futuras nuevas instituciones.

Retomar el poder desde los propios territorios, intervenir en la formación y elaboración de las leyes, hacer lobby ciudadano ante las instancias gubernamentales, reencontrar el sentido de lo público y de la participación de los ciudadanos en política, son algunos de los ejes conceptuales de este proceso de reconstrucción de la democracia, desde abajo, desde afuera y desde adentro de las instituciones.

Si crece el número de ciudadanos que se abstienen, la tarea es recuperar el sentido de lo político en los ciudadanos para que hagan política desde sus necesidades y aspiraciones, entendiendo que las elecciones son un instante en el proceso democrático.   Si aumentan los casos de corrupción, de intervención de los negocios y el dinero en la actividad política, los ciudadanos tienen la herramienta de la transparencia, la denuncia, la contraloría ciudadana.

Si crece la concentración de los medios de comunicación en manos de grandes corporaciones mediáticas, los ciudadanos tienen el recursos de crear sus propias redes sociales, sus propios medios de circulación de la información, para quebrar el monopolio comunicacional de los detentores del poder político, económico y mediático.

Ya no basta con quejarse, los ciudadanos pueden reconstruir la democracia, haciendo participación e intervención democrática desde sus propias realidades, identidades y territorios, sin esperar que sean convocados por las instituciones formales.

El año 2011 fue un momento culminante de esta oleada mundial de movilización ciudadana: las revueltas ciudadanas en los países árabes del Norte de Africa, las manifestaciones Occupy en Estados Unidos, los indignados en España, en Israel, en Inglaterra, en Tokyo, las manifestaciones estudiantiles universitarias en América Latina, los Aganaktismeni de Grecia, las que se prolongaron a continuación en los manifestantes “NuitDebout” (noche en pie) en Francia.

Lo que esas “explosiones ciudadanas” pusieron de manifiesto, fueron no solamente sus agendas específicas de reclamos contra los gobiernos de turno o el sistema de dominación vigente, sino que instalaron en el espacio público nacional y mundial la evidencia inevitable de que las anticuadas democracias representativas no están representando  suficientemente a los ciudadanos.

La democracia entendida como construcción imaginaria y social y no solo como un conjunto de reglas fijas.   La democracia entendida como forma de convivencia social y aceptación de la diversidad, en un marco de reglas comunes y compartidas.

La reconstrucción ciudadana de la democracia pasa por la apertura de las instituciones políticas al escrutinio, la intervención y la participación de los ciudadanos a los procedimientos, las estructuras y las formas de ejercicio del poder político.   Lo que supone además, una re-definición de la ciudadanía, como voluntad común, como marco de derechos y deberes, como ejercicio de la libertad.

Estudio Nacional de Transparencia, 2015 – Consejo para la Transparencia – Documentos

El Estudio Nacional de Transparencia 2015 es el séptimo estudio desde la creación del Consejo para la Transparencia. Su objetivo es monitorear las actitudes, opiniones, comportamiento y valores de la ciudadanía hacia la problemática de la transparencia que aborda la ley respectiva.

pluma-1

FICHA TÉCNICA: Se aplican 2854 encuestas cara a cara a una muestra representativa de todos los chilenos de 18 años y más, entre el 7 y el 25 de octubre del 2015, que habitan en Chile continental con un error muestral de 1,8% y un nivel de confianza de 95%. En el estudio 2015 se rediseñó la muestra para los años 2015 -2018 con una expansión a 400 casos de una región, permitiendo la comparación anual con una región seleccionada.

estudio_nacional_de_transparencia_2015

Chile, un caso de corrupción oculta – Patricio Orellana – Ensayo

En otros escritos hemos sostenido que esta historia de relativa probidad -ejemplar si se considera comparativamente con el resto de América Latina- tiene un punto de quiebre. La incorporación de la corrupción masiva, practicada por muchos de los políticos y jefes administrativos, ocurre cuando el sistema de control y equilibrios, propios de la separación de poderes, desaparece y es reemplazado por la concentración de todos los poderes en el Ejecutivo, lo que ocurre durante la dictadura militar.

Se cumpla la premisa que Lord Acton estableció como principio en la ética pública: el poder dictatorial lleva a la corrupción total. En sus palabras: “el poder absoluto corrompe absolutamente”.

pluma-1

La ausencia de una justicia independiente, la inexistencia de la fiscalización parlamentaria y el funcionamiento timorato de la Contraloría, permitió una corrupción sin límites, cuyos casos más conocidos son los del enriquecimiento de la familia de Pinochet, la generación de grandes fortunas por al traspaso a manos privadas de las empresas públicas, el contrabando de armas practicado por militares y la implantación de los sobresueldos e indemnizaciones a todo evento para los políticos que ocuparon altos cargos. Los otros factores sociales que facilitaron este proceso corrompente es la ausencia de prensa libre, sólo Fortín Mapocho, ANÁLISIS y APSI, al final de la dictadura, fueron capaces de develar algunas de las facetas de la creciente corrupción.

Finalmente la sociedad civil había sido totalmente desarticulada y no tenía ninguna capacidad orgánica de reaccionar. Siempre se ha destacado que en la historia de Chile, ningún primer mandatario se enriqueció cuando estaba en el poder y son legendarias las figuras de O´Higgins, Carrera, Ramón Freire, Manuel Montt, Aníbal Pinto, y muchos de los presidentes del siglo XX por su probidad pública como Pedro Aguirre Cerda, Jorge Alessandri, Eduardo Frei Montalva o Salvador Allende.

El primer caso de quien se enriqueció en el poder en términos extraordinarios es el de Pinochet.

2112-orellanavargas

La llamada “acumulación originaria” en la Patagonia

El conocido capítulo XXIV del primer volúmen de El Capital, crítica de la Economía Política de Carlos Marx, publicado en 1867, contiene una verdadera prehistoria del sistema capitalista en el mundo, una interpretación de la historia contemporánea del mundo occidental, con especial referencia a la acumulación originaria  y la formación del capital en Europa.

Escribe Marx en este capítulo: “En la historia de la acumulación originaria hacen época todas las transformaciones que sirven de punto de apoyo a la naciente clase capitalista, y sobre todo los momentos en que grandes masas de hombres son despojadas repentina y violentamente de sus medios de subsistencia y lanzadas al mercado de trabajo como proletarios libres y desheredados. Sirve de base a todo este proceso la expropiación que priva de su tierra al productor rural, al campesino. Su historia presenta una modalidad diversa en cada país, y en cada uno de ellos recorre las diferentes fases en distinta gradación y en épocas históricas diversas. Reviste su forma clásica sólo en Inglaterra, país que aquí tomamos, por tanto, como modelo.” (Marx, C.: El Capital, Crítica de la Economía Política. Vol 1, capítulo XXIV. Fondo de Cultura Económica, México, 1970, pág. 609)

En la Patagonia austral del siglo XIX, sin embargo, territorio abierto e inexplotado a disposición de un capitalismo tardío y fronterizo, se dieron exactamente las mismas condiciones que ocasionaron el derrumbe del feudalismo europeo, con la suma de ingredientes de una fuerte inmigración de capitales ingleses y europeos, y un escabroso proceso de despoblamiento y de cacería humana de los pueblos originarios desde las pampas e islas australes de Chile y Argentina.

marxvol1

La instalación de lo que denomino una “economía ganadera de exportación”  se hizo en la segunda mitad del siglo XIX en la Patagonia, sobre la base de la combinación de un conjunto de factores sociales, económicos, políticos y culturales y que Marx denominó “acumulación orignaria del capital”, aún en el marco de contextos históricos distintos.

Definimos a la economía ganadera de exportación como “una estructura productiva territorialmente situada, basada en la producción y exportación de productos de la ganadería ovina extensiva a través de vínculos comerciales, financieros y tecnológicos con los mercados europeos, cumpliendo un rol subalterno, en el marco de una división internacional del trabajo, donde la región patagónica suministraba productos primarios (lanas, carnes, cueros) a cambio de capitales y tecnología“.

En este contexto, el desarrollo de esta economía regional ganadera en la Patagonia entre la segunda mitad del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, hizo posible amplios flujos de mano de obra entre el sur de Chile y de Argentina, instaló una base industrial de estancias ganaderas y frigoríficos, impulsó el comercio y favoreció la formación de la banca regional, la industria naviera y la navegación marítima, sobre la base de una explotación intensiva de mano de obra obrera y artesanal.

En la Patagonia, como lo describe el ensayo adjunto, el punto de partida de la formación del capital fue el desarrollo del capital comercial (el comercio de pieles para suministrar al mercado inglés, como es el caso de José Nogueira) y la llegada del capital financiero británico para apoyar la formación de las grandes explotaciones ganaderas.

El caso de la formación de la llamada Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, el más grande latifundio ganadero del mundo, fundada en 1893 y asentada en las tierras patagónicas de Magallanes, Santa Cruz y Tierra del Fuego, fue paradigmático en este proceso.

sociedad-explotadora-de-tierra-del-fuego-wikipedia

Lo que hizo poible que se instalara esa economía ganadera de exportación en la Patagonia chileno argentina, fue precisamente la misma combinación de factores que dió forma a la acumulación originaria capitalista: un Estado y gobiernos que entregaron a vil precio el usufructo de grandes extensiones de tierras a algunos pocos empresarios (especialmente extranjeros), la inmigración deliberada de emprendedores, trabajadores y artesanos extranjeros, una clase terrateniente que despojó de las tierras a los pueblos originarios que allí habitaban desde milenios, y la liquidación lenta y exterminio de los indígenas mediante el despojo, la cacería mediante mercenarios, el desalojo y la formación de colonias cerradas para intentar  “civilizarlos”.

Lea y descargue aquí mi ensayo: “La formación del capital en la Patagonia”:

la-formacion-del-capital-en-la-patagonia

Abril sin censura – Historia del golpe de Estado en Venezuela en 2002 – Germán Sanchez Otero – Libros Online

A finales de mayo de 2000, durante un almuerzo privado que tuve en La Casona con el presidente Chávez, por vez primera conversamos sobre el tema de un eventual golpe de Estado. Dos días antes el Consejo Nacional Electoral había anunciado la postergación de los comicios presidenciales del 28 de mayo para el 30 de julio, los primeros que se efectuarían luego de aprobarse la nueva Constitución, el 15 de diciembre del año anterior.

Chávez venía de recorrer el país, al igual que lo hizo durante la campaña de 1998, y me citó para actualizarse sobre el quehacer de nuestros médicos en las zonas del desastre natural en el estado de Vargas —el más trágico en la historia venezolana— ocurrido el mismo día del referendo constitucional.

abril-sin-censura

Llegué a las 12 del mediodía y me dispuse a esperar, pues suponía que el Presidente debía tener muchos compromisos, después de varias semanas sumido en mítines, caravanas y diálogos con la gente. Recorrí con la vista el salón en que me encontraba, destinado a los embajadores: una hermosa pintura de Armando Reverón, muebles estilo Luis XVI, porcelanas y relojes franceses del siglo xix, uno de ellos famoso por haber sido propiedad de Napoleón.

Y mientras degustaba un sabroso jugo de guanábana recordé las palabras de Chávez a tres meses de los comicios presidenciales del 6 de diciembre de 1998, durante un diálogo que tuvimos en el apartamento de un amigo común, cerca de El Hatillo, en Caracas. «He visto una revolución en los ojos del pueblo humilde», dijo entonces, alborozado, como si hubiera descubierto un cuerno de la abundancia en la subjetividad popular y sentenció con énfasis: «Esa gente lo que quiere es que hagamos una revolución…».

Lea y descargue aquí el libro:

abril-sin-censura

Patagonia, los grandes espacios y la vida silvestre – William Conway – Comentarios de libros

La Patagonia es un mito (instalado en la imaginación de varias generaciones) y una realidad que se extiende en el extremo austral del continente americano.   Una cultura común de mestizaje cultural y la afluencia de aportes provenientes de distintos horizontes de América y de Europa, forman el sustrato humano de sus comunidades.

El territorio patagónico, en cierta forma prístino a pesar de la invasión humana depredadora y “civilizada”, conserva todavía sus rasgos geográficos fundamentales: grandes extensiones de estepa, entremezcladas con bosques milenarios, hielos y glaciares, canales intrincados, montañas cubiertas de nieve y poblaciones y comunidades con una mentalidad pionera, acogedora y solidaria.

conway

William Conway: Patagonia Los grandes espacios y la vida silvestre.  Buenos Aires, 2007. Editorial El Ateneo – Ecocentro. 390 pag.

La preocupación principal de este naturalista estadounidense es poner de relieve la persistencia de la vida salvaje en las tierras y aguas de la Patagonia.

Una preocupación de claro signo ambientalista y ecologista, para que la presencia humana respete los ciclos de vida que allí se desarrollan a lo largo de varios milenos.

Este libro propone leer y releer a la Patagonia y mirarla con nuevos ojos no solo por la abundante información que provee sino porque diagnostica, con idoneidad, el estado de conservación de los recursos naturales.

No cabe duda que este libro es de gran interés para docentes, estudiantes, académicos, ciudadanos interesados y y naturalistas ya que proporciona elementos didácticos que favorecen el conocimiento de ecosistemas, fauna y flora, a la vez que profundiza en los últimos hallazgos biológicos y ecológicos de la comunidad científica. Para los conservacionistas, investigadores, gestores y planificadores, el enfoque de Conway obligará a repensar la conservación porque introduce una doble dimensión muchas veces ignorada: la histórica y la de escala. La dimensión histórica se revela a través de un recorrido contextual del cono sur desde la aparición de los primeros hombres hasta la actualidad, permitiendo comprender la génesis y el desarrollo de aspectos centrales, tanto sociales como económicos. La dimensión espacial por su parte es la que distingue este caso de otros del resto del mundo, al pronunciarse sobre la importancia que conllevan las enormes extensiones de la Patagonia terrestre y marina sobre las poblaciones de fauna silvestre.

Estamos finalmente frente a un libro maravilloso que con sensibilidad, erudición e interés por la realidad, nos propone un vasto horizonte patagónico donde la vida salvaje persiste en su lucha por sobrevivir. Es razonable advertir que siguiendo el razonamiento de Conway, la Patagonia no podrá resistir en el estado y modelo de desarrollo extractivista y depredador actual, sin que vea mermadas su calidad paisajística y sus propios ecosistemas.

REGRESO AL PASADO.

Por estos tiempos, los habitantes de la región de Magallanes se preocupan y se inquietan por el desarrollo de sucesivos proyectos de explotación de carbón a cielo abierto.  Desde hace años en Isla Riesco se encuentra instalada una gigantesca explotación de carbón sub-bituminoso a la cual se le pretende agregar tronadoras como procedimiento de extracción y, recientemente, se inició el proceso de consulta para la instalación de un proyecto de explotación de carbón, también a cielo abierto, en el sector de rio Tranquilo en Puerto Natales.

Ambas explotaciones contribuyen a incrementar la huella de carbono de Chile, al servir como fuente de suministro para centrales termoeléctricas ubicadas en el centro del país.

Paralelamente, desde mediados de los años 90 en las regiones más australes de Chile, la Patagonia chilena (Chiloé, Aysén y Magallanes) se han instalado explotaciones salmoneras con un elevado y gravísimo impacto en los ecosistemas marinos y en las condiciones de vida de las comunidades basadas en la pesca artesanal.

Si se pudieran resumir los ciclos de desarrollo de la región magallánica y patagónica, desde mediados del siglo IX hasta el presente habría que subrayar que estos territorios iniciaron su formación económica entre 1850 y 1870 con la explotación del carbón, como fuente de suministro energético para la navegación marítima a vapor; continuó con el ciclo ganadero, una economía ganadera de exportación (1870-1950), avanzó al ciclo petrolero (1950-1980) y de incipiente industrialización, y se encuentra hoy en la fase de explotación del gas natural (1980 al presente).

La formación del capital en la Patagonia ilustra este prolongado y complejo proceso histórico, en el que el desarrollo de la región patagónica siempre ha girado en torno a un determinado recurso natural o energético.

https://bibliotecadecienciassociales.files.wordpress.com/2014/02/la-formacion-del-capital-en-la-patagonia.pdf

Hoy en la Patagonia retrocedemos hacia el pasado.

La advertencia ambientalista de Conway es perfectamente pertinente.

¿Magallanes y la Patagonia están avanzando o retrocediendo en la perspectiva de su desarrollo sustentable y hacia una matriz energética basada en las energías renovables con la explotación del carbón y la instalación de la industria salmonera?

PARA SABER MAS:

Movimiento Alerta Isla Riesco.

http://www.alertaislariesco.cl/

EcoCentro Mar Patagonia.

http://www.ecocentro.org.ar/espaniol/home.htm

http://www.ecocentro.org.ar/espaniol/edicion_libros.htm

Aquí Aysen.

https://aquiaysen.wordpress.com/

Inteligencia colectiva: por una antropología del ciberespacio – Pierre Levy – Libro online

Nos hemos vuelto nómadas de nuevo.

¿Qué quiere decir esto? ¿Se trata de viajes de placer, de vacaciones exóticas,
del turismo? No. ¿De la ronda de los hombres de negocios y de gente apresurada
alrededor del mundo, de un aeropuerto a otro? Tampoco. Los “objetos nómadas” de la electrónica móvil no nos acercan tampoco al nomadismo de hoy. Esas imágenes del movimiento nos remiten a viajes inmóviles, encerrados en el mismo mundo de
significaciones.

La carrera sin fin por las redes de la mercancía es quizás el último
obstáculo para el viaje. Moverse, ya no es desplazarse de un punto a otro de la
superficie terrestre, sino atravesar universos de problemas, de los mundos vividos, de los paisajes de sentido. Estas derivas en las texturas de humanidad pueden coincidir con las trayectorias balizadas de los circuitos de comunicación y de transporte, pero las navegaciones transversales, heterogéneas de los nuevos nómadas exploran otro espacio. Somos inmigrantes del subjetivismo.

biblioteca-canon-1
El nomadismo de este tiempo tiene que ver ante todo con la transformación
continua y rápida de los paisajes científico, técnico, profesional y mentales. Incluso si no nos moviésemos, el mundo cambiaría alrededor de nosotros. Pero nosotros nos
movemos.

Y el conjunto caótico de nuestras respuestas produce la transformación
general. ¿Este movimiento no reclama de nosotros alguna adaptación racional y
óptima? ¿Pero cómo saber que una respuesta conviene a una configuración que se
presenta por primera vez y que nadie ha programado? ¿Y por qué querer adaptarse
(¿adaptarse a qué exactamente?) cuando se ha comprendido que la realidad no se
planteaba ahí, exterior a nosotros, preexistente, sino cuál era el resultado transitorio
de lo que hacíamos juntos?

Lea y descargue el libro:

pierre-levy-inteligencia-colectiva-por-una-antropologia-del-ciberespacio

La interrogación democrática

La interrogación democrática contiene preguntas y dilemas que -a lo largo de 20 siglos- la humanidad no ha terminado de responder.

El dilema central de la democracia en la sociedad occidental contemporánea y en las sociedades en vías de desarrollo, es el del deterioro de la legitimidad de sus instituciones y de la credibilidad de la clase política, cuestionadas por la ciudadanía ante la oleada de corrupción que las afectan.

Pero el fondo de la cuestión en el presente es el del modelo neoliberal de democracia y de Estado subsidiario.   Una democracia neoliberal basada en un Estado que entrega al mercado las decisiones fundamentales y que priva a “lo público” de la capacidad suficiente para responder a las demandas y urgencias de la ciudadanía.

Una primera constatación para analizar la interrogación democrática en el presente supone partir de la premisa que en el mundo occidental predomina hoy una democracia capturada por el poder del dinero, los negocios y  los mercados.

Quisiera aportar una suerte de definición preliminar de la democracia -una hipótesis general de trabajo- como la entiendo hoy en la segunda década del siglo XXI.

La democracia es el sistema político y social de las libertades, los derechos y las obligaciones cívicas, para que gobierne la ciudadanía conforme al interés general, a través de sus representantes legítimos o directamente.

Corría el año 1989.

El año del bicentenario de la revolución francesa, uno de los procesos históricos que marcaron el siglo XIX en el mundo y cuyos ecos atraviesan todo el siglo XX.  El año siguiente al triunfo del No en Chile y el inicio del fin de la dictadura. El año de las revueltas obreras en Polonia.

interrogation

En una librería en Lyon encontré este libro.

L’interrogation démocratique. Centre Georges Pompidou, reunió a un grupo de 9 pensadores y filósofos de distintos horizontes para reflexionar el presente y el futuro de la democracia en el mundo.

EL DILEMA DE UN ORDEN DEMOCRÁTICO CAPTURADO POR LA CORRUPCIÓN DEL SISTEMA NEOLIBERAL

La principal bomba de tiempo que está instalada en las democracias neoliberales de hoy es la corrupción originada en la relación incestuosa entre el dinero y la actividad política.

No es la Nación contra el Estado: es la ciudadanía contra el poder del dinero y de los mercados que invaden todas las esferas del aparato público, que infiltran todas las fisuras de la institucionalidad estatal y la convierten en un una sucursal de compraventa de las corporaciones y las empresas.  Bajo el predominio del mercado y del dinero, no hay Estado: hay en general, servicios públicos que en ultima instancia funcionan al servicio de los intereses privados.

Fidel Castro con los intelectuales: Nuestro deber es luchar – Libro online

Ya se habían ido los momentos más cálidos del fresco mediodía del viernes 10 de febrero de 2012, cuando se llenó la sala 2 del Palacio de las Convenciones de La Habana. Del lado del auditorio, 69 visitantes de 21 países y 48 de Cuba. La mayoría, escritores invitados a la XXI Feria del Libro e intelectuales de diversas disciplinas académicas y científicas, convocados todos por la Red En Defensa de la Humanidad a un encuentro «por la paz y la preservación del medio ambiente».

Sobre la 1 y 20 de la tarde, el intranquilo e informal diálogo de la espera fue sustituido por el aplauso de bienvenida al líder histórico de la Revolución Cubana. Fidel Castro entró con una ligereza sorprendente y tras un gesto afable de saludo colectivo se sentó entre Abel Prieto, ministro de Cultura y Zuleica Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro (ICL) y Premio Casa de las Américas, quien presentó a las personalidades más prominentes entre los invitados y comentó las generalidades del conjunto.

logorepoublcialibros

Entonces preguntó al anfitrión qué le parecía el auditorio. «Infinito», respondió Fidel sonriendo y seguramente imaginando cuánto podría extenderse aquella conversación con la sólida representación de la intelectualidad de izquierda que desde el año 2003 y por iniciativa del propio líder de la Revolución Cubana se nucleó en la Red.

Lea y descargue aquí el libro:

 

14 de julio de 1789: “…¿Es una revuelta?… no Sire, es una revolución…”

Temprano en la mañana del 14 de julio de 1789, el rey Luis XVI de Francia dormía plácidamente cuando vino a despertarlo un ujier del Palacio de Versalles.  En ese mismo instante, varios miles de ciudadanos armados disparaban fusiles, mosquetes y cañones hacia la odiada prisión de la Bastilla y toda la ciudad de Paris estaba convulsionada.

El Ujier de palacio, al momento de despertarlo, informó al Rey del asalto a La Bastilla y entonces Luis XVI le preguntó: “…¿es una revuelta?…” (c’est une revolte?…),  a lo que el mensajero le respondió premonitoriamente: “…No Sire, es una revolución”.

Pero, el programa de actividades del rey de Francia esa mañana, demostrando su absoluta desconexión con lo que sucedía en el país, incluía una salida de cacería junto a algunos integrantes de la corte de palacio.  Esto explica por qué en la Agenda de Luis XIV al final de la jornada del 14 de julio, escribió. “14 julio. Muy buena cacería.”

Más de doscientos años después,  el mundo vive una profunda y extensa revolución de las conciencias, un intenso proceso multitudinario de toma de conciencia y de empoderamiento ciudadano, un cambio social y cultural profundo y de efectos duraderos, que ha sido catalogado como el “movimiento de los ciudadanos indignados”.

¿Hemos tomado conciencia que asistimos a un profundo cambio social y cultural en la sociedad contemporánea?

¿Cuál es la naturaleza del verdadero cambio que está sucediendo en el presente y del cual somos a la vez, observadores y protagonistas?

Las Ciencias Sociales de hoy tienen delante suyo un tópico de discusión y de investigación de considerables repercusiones, en la medida en que el cambio social deja de ser retórico y se convierte en noticia de actualidad y en una tendencia profunda del desarrollo contemporáneo, el cambio deja de ser un slogan de campaña y se manifiesta en la forma de multitudes ciudadanas que reclaman participación, democracia, transparencia, dignidad, libertad…

TRES ENFOQUES PARA UNA MISMA PROBLEMÁTICA

Los tres ensayos adjuntos proponen una reflexión sobre estos procesos de cambio social y cultural que están ocurriendo en nuestra sociedad, desde un punto de vista multidisciplinario, pero centrados en las categorías de análisis de la Ciencia Política y de la Sociología.

plumaEl ensayo ESTRATEGIA Y MOVIMIENTO – POLITICA, PODER Y CIUDADANIAS EN MOVIMIENTO EN LA EPOCA CONTEMPORANEA, elaborado en el curso de los movimientos sociales y estudiantiles de 2011 en Chile, propone estudiar y comprender los nuevos movimientos sociales y ciudadanos, desde la problemática del poder, mientras que PLACAS, SISMOS Y FALLAS, aborda estos movimientos desde el punto de vista de su impacto sobre el Estado y la institucionalidad política dominante.

A su vez, el ensayo REDES Y MULTITUDES INTELIGENTES EN EL SIGLO XXI examina el cambio cultural originado en el uso masivo de las TICs y las nuevas modalidades de movilización y otras prácticas colectivas emergentes, en particular a través de las nuevas generaciones de jóvenes.

Lea y descargue aquí los ensayos:

ESTRATEGIA Y MOVIMIENTO POLITICA, PODER Y CIUDADANIAS EN MOVIMIENTO EN LA EPOCA CONTEMPORÁNEA

PLACAS SISMOS Y FALLAS BREVE TRATADO DE SISMOLOGIA POLITICA

REDES Y MULTITUDES INTELIGENTES EN EL SIGLO XXI

_______________

Nos interesa su opinión sobre estos ensayos:

Democracia Republicana – Charles Taylor – Comentarios de Libros

La diferencia principal entre la democracia neoliberal y la democracia republicana, reside en que para la primera, prima la centralidad del mercado, en el carácter instrumental del sistema político respecto del poder económico y en la baja o nula valoración de la participación ciudadana.

En cambio para una democracia republicana, el poder se radica en instituciones que hacen del Estado un bien público basado en el interés general, en el protagonismo de la ciudadanía organizada y en el reconocimiento de la diversidad social y cultural de la nación en un mundo cada vez más diverso e imprevisible.

taylor

La validez y legitimidad de la democracia parecen estar cuestionados en estas primeras décadas del siglo XXI, por la irrupción de las multitudes de ciudadanos indignados y movilizados, por el descrédito de la clase política y las instituciones producto de la corrupción y de la exacerbada desigualdad originada por el sistema socio económico de desarrollo neoliberal.

Charles Taylor, Democracia Republicana. Santiago, 2012, LOM Ediciones, 109 pag.

La lógica de Taylor descansa en el principio de que la democracia republicana se basa en los principios liberales, que aseguran que las libertades individuales sean preservadas por el Estado de Derecho, poniendo en entredicho el rol de la ciudadanía y de la participación cívica en el desarrollo de las políticas.

Charles Taylor propone una teoría republicana democrática basada en el liberalismo y que opone a la democracia neoliberal. Entendemos, por teoría y por experiencia histórica que la ideología del neoliberalismo concibe la democracia como un mero instrumento político al servicio de los intereses del capital y del dinero y desestima el valor intrínseco de la participación política y el autogobierno. Inspirado en Tocqueville, Taylor enfatiza la identificación ciudadana con el bien común a la vez que rechaza una construcción monolítica de la voluntad general rousseauniana. Su objetivo es esbozar una teoría republicana democrática que responda a los desafíos contemporáneos, especialmente los relativos a la exclusión de las minorías culturales en sociedades cada vez más multiculturales. El sello característico del compromiso toquevilliano que logra es un sincero e innovador aprecio por la diversidad. El especial mérito de este ensayo, que Taylor presentó en Chile en 1986 durante la dictadura civico militar de Pinochet, es que ya vislumbraba la solución republicana para los problemas que traería consigo la democracia neoliberal  heredada de la dictadura.

El uso del carbón arraiga la pobreza – Lyndal Rowlands – InterPress Service

La energía generada a partir del carbón causa más daños a las poblaciones más pobres del mundo que la ayuda que les brinda, aun sin contar los efectos devastadores del cambio climático, subraya un informe publicado por 12 organizaciones de desarrollo internacionales.

A pesar de los compromisos asumidos en al Acuerdo de París sobre el cambio climático, la temperatura global promedio podría elevarse en dos grados si tan solo se construye una tercera parte de las centrales a carbón previstas, concluye el estudio. Además, “si el mundo excede el umbral, las consecuencias serán desastrosas para la lucha global contra la pobreza”, advierte.

carbon-629x420

“Se estima que una planta de un solo gigavatio causó 26.000 muertes prematuras en Indonesia mientras estuvo operativa”: Ilmi Granoff.

 

El informe ‘Beyond Coal: Scaling up clean energy to fight poverty’ (“Más allá del carbón: aumentando la energía limpia para luchar contra la pobreza”), fue publicado por el Instituto de Desarrollo Exterior (ODI, en inglés), Cafod, Christian Aid y otras nueve organizaciones antes de la 22 Conferencia de las Partes (COP22) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, realizada del 7 al 18 de este mes en Marrakech.

Ilmi Granoff, uno de los autores del documento, dijo a IPS que el carbón “asienta la pobreza”, en contraposición con el discurso de la industria, que sostiene que los combustibles fósiles contribuyen al crecimiento económico.

Pero reconoció que el cierre de algunas plantas a carbón causó ciertas dificultades económicas, aunque subrayó que la investigación concluyó que, en general, las energías renovables generan “más empleo por unidad”.

“La propia Asociación Mundial del Carbón estima que la industria emplea a siete millones de personas en el mundo”, precisó Granoff, y poco menos de 9,4 millones ya trabajan en la cadena de suministro de energía renovable.

“Es importante reconocer que reducir el uso del carbón tiene un impacto sobre el empleo porque en algunos lugares, las personas dependen de esa industria y requieren de una transición justa”, precisó. “Pero en cuanto a las perspectivas futuras, la energía renovable ofrece mejores oportunidades de empleo: más trabajo y mayor calidad a escala global”, destacó.

Aparte, los argumentos de que el carbón puede ayudar a las personas más pobres a acceder a la energía, no tienen sentido, subrayó Granoff.

El informe también concluye que las fuentes alternativas ya pueden cumplir con las “necesidades específicas de luchar contra la extrema pobreza y la pobreza energética”, observó.    Además, el carbón asienta la pobreza al causar problemas de salud, como asma y ataques cardíacos, indicó.

“Se estima que una planta de un solo gigavatio causó 26.000 muertes prematuras en Indonesia mientras estuvo operativa”, ejemplificó Granoff.

También señaló la importancia de reconocer las consecuencias negativas a largo plazo que tendrá el carbón, en especial para las personas y los países más pobres, pues contribuyen al recalentamiento planetario.    El impacto del cambio climático en los países en desarrollo y en las personas más pobres, ha sido uno de los temas centrales en debates de la Organización de las Naciones Unidas, como la COP22 de Marrakech.

Las naciones en desarrollo arguyen que los países más ricos tiene la responsabilidad de limitar las consecuencias del recalentamiento planetario en los estados más pobres, donde, por otra parte, el impacto será desproporcionadamente mayor, pues la variabilidad climática es impredecible y grave, y eso a pesar de haber contribuido muy poco a las emisiones contaminantes que causan el fenómeno.

Y esa es precisamente una de las razones más importantes para que los países más ricos comiencen el proceso de cerrar las plantas generadoras de energía a carbón, remarcó Granoff.   En general, la tendencia es a la reducción de esa fuente de energía en muchas naciones ricas, pero se mantiene en países como Australia y Estados Unidos.

Y, de hecho, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, basó su campaña en varias políticas favorables al uso del carbón con el argumento de que la “agenda ambiental radical” de Barack Obama mataba el empleo y dañaba la economía.

Es cierto que muchas de las centrales a carbón están en Asia, en especial en grandes consumidores como China e India, y el cambio climático y la contaminación aérea los obligó a reevaluar su dependencia en esa fuente de energía.   Granoff señaló que el gobierno de China, de hecho, revisa la construcción de algunas de las nuevas plantas a carbón.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2016/11/el-uso-del-carbon-arraiga-la-pobreza/

PARA SABER MÁS:

Texto completo del Informe:

beyond-coal-2016