Democracia y poder constituyente – La hora de la urgencia en Chile

Democracia y poder constituyente es un libro de candente actualidad en el Chile de hoy.

En el momento en que la sociedad chilena es protagonista de una de las más profundas y graves explosiones sociales de que se tenga memoria, cuando parecen haberse roto casi todos los diques de contención del sistema social y político de dominación neoliberal, cuando el “modelo” del neoliberalismo extremo implantado en dictadura hace 40 años y avalado por toda la clase política y empresarial desde 1990 en adelante, ahora ha hecho crisis, este libro toca los aspectos esenciales de la cuestión constituyente.

Democracia y poder constituyente, Gonzalo Bustamante y Diego Sazo (editores). Santiago, 2016. Fondo de Cultura Económica. Primera edición. 403 p.

Son sus autores: Diego Sazo · Andreas Kalyvas · Miguel Vatter · GonzaloBustamante · Poul F. Kjaer · Sandro Chignola · GiuseppeDuso · Aldo Mascareño · Valentina Verbal · FranciscoZúñiga · Renato Cristi · Fernando Atria.

En la introducción del libro se plantea: “lo novedoso es que varias de las recientes movilizaciones tienen en su anatomía un desafío evidente: cuestionar las estructuras tradicionales de dominación y exigir una revisión alos modos en los que se ejerce el poder. Y es que estas oleadas de protesta buscan esclarecer, en último término, quiénes son los encargados de instituir las formas de autoridad política y,en consecuencia, organizar la vida en sociedad. ¿Dónde reside la soberanía en la democracia de nuestros días? La pregunta—dinamita para los sectores conservadores, sean de izquierdao de derecha— alberga la inquietud por la naturaleza del poder constituyente, ubicando el debate inevitablemente en el grado cero de la política: la Constitución.”

Es necesario reconocer que en el Chile reciente, fue el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2014-2018) el primero que se planteó la necesidad y abrió la posibilidad de generar un debate constituyente, a través de un novedoso e inédito proceso de cabildos ciudadanos autoconvocados para construir un texto constitucional. El proceso resultó hasta un proyecto constitucional que Michelle Bachelet presentó al Congreso a fin de su mandato y que la derecha y sectores del centro político se encargaron de clausurar y guardar en el Congreso Nacional.

Ahora, cuando millones de ciudadanos salen a las calles a reclamar contra el modelo neoliberal y contra el orden político regido por la Constitución de 1980 (decenas de veces enmendada y corregida), vuelve a surgir en el escenario político la perspectiva de un debate ciudadano constituyente, que a través de un plebiscito, construya una asamblea constituyente que permita la elaboración de una nueva Constitución.

Marx escribía en 1843: “…no es la Constitución la que crea al pueblo sino que el pueblo ha creado la Constitución. La democracia es de alguna manera para todas las formas de Estado eso que el cristianismo es para las demás religiones. El cristianismo es la religión por excelencia, la esencia de la religión. El hombre deificado considerado como una religión particular. Del mismo modo, la democracia es la esencia de toda constitución política: el hombre socializado tomado como constitución política particular… El hombre no existe a causa de la ley sino que es la ley que existe a causa del hombre: es una existencia humana, mientras que en las otras (formas políticas) el hombre es existencia legal. Tal es el carácter fundamental de la democracia.”

La necesidad de crear una nueva Constitución es un imperativo en Chile que obedece a dos razones fundamentales en la hora presente: el modelo neoliberal sustentado en y por la Constitución de 1980 ha colapsado, ha entrado en una crisis de legitimidad, desde que las crisis sociales y políticas como la del presente, aceleran la toma de conciencia de la ciudadanía que el abuso, la injusticia, la desigualdad y la violencia institucionalizada están respaldadas en una carta constitucional ilegítima, de origen dictatorial y cuyas modificaciones y reformas no cambiaron su esencia conservadora, antipopular, elitista y centralizadora.

Y segundo, que en el estado actual de la conciencia social y política de la ciudadanía, ya no se puede aceptar cambios en el sistema político sin la participación de la ciudadanía. Todas las constituciones de Chile, desde 1811 hasta el presente, han sido el fruto de crisis políticas resueltas por grupos minoritarios que han dictado la norma fundamental.

Los ciudadanos reclaman ser escuchados, quieren incidir en las políticas públicas.

Para que en Chile haya una verdadera democracia, hoy, el pueblo tiene que ejercer su poder constituyente.

Qué pena tu lumpen – Eugenio Mimica Barassi – Pienso, luego escribo

      Las comparaciones suelen ser odiosas, pero necesarias. Por ejemplo, antes se imprimían y repartían volantes (también llamados panfletos) para convocar a manifestaciones. Hoy, en cambio, existen las redes sociales. Como hemos cambiado, como nos modernizamos. Incluso para denostar con comentarios, para violentar y ojalá destruir con las palabras.

Nos hemos vuelto individualistas, egocentristas, ciegos por la misantropía, sin darnos cuenta, sin importarnos. Antes no había desmanes, vándalos o saqueos; ahora sí.

Para el “Puntarenazo” nos cobijamos en la iglesia catedral de Punta Arenas y allí adentro, sitiados, nuestros cantantes pudieron entonar canciones de Violeta Parra, Víctor Jara, Heredia, Quilapayún, Illapu, entre otros. Nadie destruyó, no sacó ni hizo barricadas con sus bancas. Ahora sí. Y lo peor, reúnen esa madera para prenderle fuego, junto a neumáticos, plásticos y otros elementos contaminantes, como si tú, país, y el planeta entero, no estuvieran ya hartos de atmósfera enrarecida por malas prácticas ambientales (y eso que no me siento ecologista, para nada).

      Cada hoguera intoxica y es un atentado al propio ser humano. Cada una de ellas, junto a los gritos, bombazos, disparos, rociadura de agua a presión, es bulla y escándalo que desestabiliza hasta a la sicología animal, a esos mismos quiltros callejeros que humanitariamente algunos cubren con capas para que pasen el frío del invierno. Los he visto trastornados, “emperrados”, peleándose entre ellos, profanados en su deambular. Dan lástima (y eso que no me siento animalista, para nada).

      Claro que asombra y da dolor tanta destrucción de inmuebles, calles, plazas, parques, monumentos, estaciones del Metro, el patrimonio de todos, con la sospechosa e incontrolable secuela de incendios provocados, y tanto saqueo demencial, paralelos a las dignas y justas manifestaciones sociales de la gente que se cansó de esperar. Tanta ira sin control, tanta violación inhumana y material, tantos tiros al cuerpo, tantas lacrimógenas y tanto mensaje antisistémico. Ya hay muertos, y heridos graves y lesionados. No son cualquier cosa, son tus hijos. En tanto, los ultras de ambos extremos, viviendo su agosto en octubre. Más allá de las marchas de la bronca (que canción más señera esa del dúo Pedro y Pablo, de los años 70), el “malandraje” actuando a pleno, impunemente, de día o de noche. Claro que asusta, atemoriza, cansa y desalienta.

      Uno se pregunta de dónde salió tanto vandalismo, tanto lumpen junto para provocar daños; cómo se pusieron de acuerdo, cómo afloraron. Uno señala de inmediato al lumpenproletariado (y eso que no me siento marxista, para nada), pero nos olvidamos de la contraparte, la llamada lumpenburguesía, y en el caso tuyo, país, del exitismo del lumpendesarrollo. Si, no fueron treinta pesos solamente. Fueron treinta años de democracia acomodaticia, dentro de los cuales supimos de fraudes, utilidades desmedidas, colusiones, despojos a la salud, a la educación, a la dignidad. Y facturas falsas, sueldos millonarios por un lado y miserables por el otro, jubilaciones demonizadas, políticos desvergonzados, abusos sexuales eclesiásticos, estafas piramidales, casos “pacogate” y “milicogate”, entre tantas maquinaciones e injusticias.

      Para que seguir, si lo sabemos. Una gran ensalada surtida.

Pero también, hay que reconocerlo, cientos de derechos sin conciencia por los deberes, en una sociedad irrespetuosa por continuos irrespetos, en tanto el “libertismo” (casi libertinaje) venía cubriéndonos con su oleada imparable, secuencial. Todos aportando con una cuota para la ira.

El que siembra vientos cosecha tempestades, es un viejo refrán de quizás que anciano ya inexistente. No importa, sirve igual, porque todo se confabuló para ir aumentando, inconsciente o conscientemente, el descontento.

Que pena tu lumpen, de uno y de otro lado, país. No te lo merecías.

Una simple escena de la vida cotidiana que nos habla de futuro posible

Viajábamos ayer con mi esposa en un bus del transporte público de la ciudad de Punta Arenas: media tarde hacia las 16.00 horas.

En medio del bullicio del intenso tráfico se suben al bus un joven papá con su hija. La niña se instala en su asiento, abre su mochila en completo silencio y tranquilamente extrae un libro.

Observamos la escena sorprendido y agradado.

Abro el diálogo con el papá. Hablamos de libros.

Pienso que mi vida desde la infancia ha estado invadida de libros: libros debajo de la mesa, en los estantes, en las mesas, en las sillas, en cajas, en todos los muebles de la casa. Mi madre dejaba “sembrados” libros en los lugares más insólitos de nuestro hogar, como silenciosas trampas positivas que me incitaban a leer.

Mi madre Rosalía, tenía por costumbre que yo le leyera en voz alta, todos los días, todos los días a la hora de la cena, dos páginas completas elegidas al azar de un diccionario Larousse; esto, entre los 7 y los 15 años de edad.

Pero volvamos a nuestra nobel lectora.

El papá de esta niña, hoy de 6 años de edad, orgulloso ciertamente, me cuenta que se interesó en la lectura y los libros desde los 3 ó 4 años de edad. No le presta mayor atención al celular. En cambio a ella le gusta la poesía e incluso será una de las lectoras de poesía en el Día del Patrimonio en Punta Arenas.

Que los niños y niñas amen la lectura y los libros depende principalmente de los padres, del ambiente en el hogar. El jardín y la escuela hacen también su trabajo. No acepto la excusa de que los padres trabajan y por eso no acostumbran a acompañar a sus hijos en el proceso de aprendizaje y de desarrollo del lenguaje y la imaginación.

No acepto la excusa de que los padres trabajan. Mi madre trabajaba las 28 horas del día (como ella decía), y ese trabajo no era excusa para no dedicarse a observar e involucrarse de cerca en mi aprendizaje.

Voy a escribir una frase cargada de optimismo.

Otro futuro es posible y ese futuro ya está presente en los niños de hoy.

La ciudad de la biblioteca cerrada

¿Ha intentado usted concurrir a la biblioteca municipal de Punta Arenas?  ¿Es usted turista o visitante de la hermosa y austral ciudad de Punta Arenas y ha tratado usted de concurrir a la biblioteca municipal de la ciudad?

“Ciudadanos y ciudadanas: sentimos informarles que la biblioteca municipal de Punta Arenas lleva 5 meses cerrada.”

A propósito de que en un día como hoy hace justo 100 años, llegaba a Punta Arenas la profesora Lucila Godoy Alcayaga.

La poetisa Lucila que reunió libros pacientemente entre los vecinos más connotados de Punta Arenas, para constituir la primera biblioteca pública de la ciudad, la del Liceo de Niñas y que recibió un denigrante NO cuando le pidió libros al obispo católico Abraham Aguilera de esa época.  Aquella poetisa solemne y taciturna, fue el nombre elegido para la biblioteca municipal de Punta Arenas.

Ella llegó como Lucila Godoy a Punta Arenas y se fue como Gabriela Mistral, y seguramente en sus simples maletas llevaba libros, sus preciados libros que leía y subrayaba con lapiz.

redbibliotecaspublicas

La ciudad de Punta Arenas ha tenido Biblioteca Municipal desde hace más de un siglo. Y un cartel de bronce le daba prestigio a aquel recinto de añosos muebles y enciclopedias, cuando funcionaba en el segundo piso del edificio de Bories esquina Avenida Colón: “Biblioteca Municipal Gabriela Mistral de Punta Arenas”.

Pues bien, hoy, el día que deberíamos conmemorar “como se merece” la llegada de la profesora Lucila Godoy a Punta Arenas, resulta que la ciudad carece de una biblioteca municipal “como se merecen” los puntareneses, los magallánicos y todos quienes valoran y aprecian esta ciudad.

La biblioteca municipal de Punta Arenas se ha vuelto una errante eterna, una vagabunda mal vista y maltratada, con sus funcionarios a cuestas, con sus estantes doblados, con sus libros y colecciones para un lado y otro: desde el edificio de Colón con Bories, se fue a un sombrío recinto en calle 21 de Mayo, mientras sus archivos habían quedado abandonados en la trastienda del Teatro Municipal antes de su remodelación actual y ahora, parece ser que se encuentra -¿se encuentra en realidad?- en alguna sala perdida del Liceo Sara Braun, cuyas puertas están siempre cerradas, sus anaqueles sellados, con horarios imposibles, de manera que los lectores -esas personas silenciosas que respetan y valoran el libro y la lectura- han perdido su biblioteca y sus diarios y libros.

Ni la inspectora de pasillo del Liceo sabe dónde y a qué hora atiende eso que podría llamarse ahora la fantasmal biblioteca municipal de Punta Arenas.

Una ciudad que cierra las puertas de sus bibliotecas, es como un arbol que se ha secado y no hay aves que hagan nidos ni despierten la madrugada.

Una ciudad que tiene sus bibliotecas cerradas, es una ciudad con la cultura trunca.

Qué brutal sería un cartel instalado en el aeropuerto internacional de Punta Arenas que diga en español y en inglés: “Señores pasajeros: les informamos que la ciudad de Punta Arenas no tiene biblioteca municipal. Rogamos disculpar las molestias.”

Punta Arenas, 18 de mayo de 2018.

Manuel Luis Rodríguez U.

Alfonso Coñoecar Millalonco, el hombre, el militante, el dirigente – Juan Salvador Miranda

Alfonso Coñoecar Millalonco. El hombre, el militante, el dirigente.

Es difícil poder escribir un homenaje a un amigo y también a un gran militante político de la izquierda, específicamente del Partido Comunista, pero a veces es necesario aclarar cosas que la historia oficial busca omitir.

Alfonso Coñoecar nace en la isla Chiloé y desde pequeño se dedica a trabajar junto a su familia en diversas  labores del campo. A principios de los años 70, durante el inicio del gobierno de la unidad popular se integra a una comparsa de esquila y se traslada desde Chiloé a Tierra del Fuego donde trabaja de vellonero. Le toca vivir en carne propia las duras condiciones en las cuales se desempeñaban los esquiladores y la gente del campo; él nos relataba que la siguiente temporada regresó al mismo trabajo y, sin dudas, las condiciones habían cambiado, los trabajadores comenzaron a vivir los cambios que estaba desarrollando la unidad popular. Contaba con orgullo y emoción esa parte de su vida, su inicio en la izquierda fue sellado en Tierra del Fuego en medio de la pampa donde nacen los vientos.

conoecarminero

Posteriormente, comienza a trabajar en el mineral de Rio Turbio en Argentina extrayendo carbón en tiempos en que las dictaduras militares dominaban nuestro continente. Ayudó a formar el sindicato de mineros en la clandestinidad y, paralelamente, comenzó a militar en el partido Comunista Argentino. Sin lugar a dudas esos fueron años difíciles donde muchas veces terminó en una celda y también sin un centavo en sus bolsillos (Ya que la empresa lo castigaba sin el pago del sueldo), pero su voluntad era inquebrantable.

Uno de los episodios poco conocidos de su vida fue cuando ayudó a muchos militantes de organizaciones revolucionarias a salir clandestinamente de Chile cruzando la frontera de a pie en tiempos oscuros de nuestra historia. También lo hizo con muchos trabajadores Chilenos que por un exilio económico no tenían empleo en su patria y les proporcionó trabajo en la vecina república; también ayudó a muchos jóvenes Chilenos para que continúen sus estudios en la Argentina. Para Coñoecar el sindicato era la herramienta que podía beneficiar directamente a los obreros y de cierta manera él aplico así esa herramienta en beneficio de los obreros. Fue un pilar fundamental para la recuperación de la democracia tanto en Chile como en Argentina y eso no se debe de olvidar, la militancia la predicaba con el ejemplo.

Cuando regresó a Puerto Natales potenció el centro de jubilados de los mineros de Rio Turbio y el club de la misma institución; ayudó a conseguir que las viudas chilenas continúen cobrando pensiones de la Mina y también logró que mucha gente que no podía jubilar en la vecina república obtuviera ese beneficio.

Comenzó a trabajar con dirigentes vecinales y deportivos, en las elecciones del año 2012 logró salir electo como concejal por el Partido Comunista y desde esa vereda trabajó muy fuerte por Puerto Natales y su gente. Conviene mencionar que logró levantar a su glorioso Partido Comunista de Chile en Ultima Esperanza. Sin lugar a dudas este hombre logro plasmar en su vida la consecuencia de la izquierda, esa que va contra viento y marea y logra llegar a buen puerto.

Hoy es un referente para mucha gente y es reconocido por el pueblo humilde. Siempre agradeceré haberte conocido y que me hayas mostrado el camino de la consecuencia y de la honestidad. Gracias Coño.

Juan Salvador Miranda Vios

En el reino de la palabra

Nacemos con el don de la palabra y el nacimiento de la palabra es un lento y progresivo descubrimiento de la razón.

La palabra en sus albores es una idea que bulle al interior del cerebro, una idea que busca manifestarse y desprenderse de sus límites para devenir un concepto.

escrituralogo

El niño comunica por gestos y mediante palabras que -a veces incomprensibles para los adultos- expresan una imaginada forma de expresión que su razón busca para decir lo que quiere decir.  Con el lento curso del tiempo, la palabra toma la forma de sílabas algo desordenadas que se encuentran en el lenguaje infantil o de conceptos que no existen.

Contaba mi madre que cuando era muy niño yo llamaba “paco” a las gallinas que corrían alocadas por el patio de la casa, y debo haber demorado unos diez años en aprender a bautizar a los gatos con nombres distintos, ya que desde mi infancia los denominaba “bula”.

La imaginación es un poderoso “motor de búsqueda” en la formación de la palabra.

¿Qué nos dice la ciencia?

Decimos a partir del pensamiento y la razón gobierna en el ser humano la formación de la palabra y la construcción de las ideas. Las pruebas realizadas dentro del “área de Broca” del cerebro humano revelaron actividades neuronales distintas para el procesamiento del léxico o del significado de las palabras (de una duración de 200 milisegundos), de la gramática o estructura de la lengua (320 milisegundos), y de la fonética o sonidos lingüísticos (450 milisegundos).

La palabra es la idea en concepto.

La escritura es la palabra en movimiento.

Los patrones de todos estos procesos resultaron idénticos para sustantivos y verbos.  El área de Broca es la región del cerebro está involucrada en la producción del habla, en el procesamiento del lenguaje y en la comprensión. Se encuentra frente a la base de la corteza motora primaria izquierda, y es necesaria para la producción normal del habla, y se conecta con el área de Wernicke (la otra región considerada hasta el momento crucial para el lenguaje en los humanos) mediante un haz de fibras nerviosas (el arcuato).

Sabemos que el área de Broca puede realizar tres procesos distintos en un periodo de tiempo de un cuarto de segundo, es decir, que esta pequeña región cerebral no realiza una única función cuando procesa el lenguaje.

El reino de la palabra es la frontera casi infranqueable que establece la diferencia fundamental entre el humano y las demás especies de mamíferos avanzados.

Por eso, el reino de la palabra es el dominio de la razón.

 

23 de enero de 1919 – La revuelta obrera del Frigorífico Bories y Puerto Natales

PREFACIO.

Este ensayo histórico pretende ser un aporte al rescate de la memoria del trabajo y de los trabajadores de Magallanes y la Patagonia, parte de un libro inédito titulado “HISTORIA DEL TRABAJO EN MAGALLANES – 1873 – 1973”.

Se publica como una contribución para la Central Unitaria de Trabajadores de Magallanes, con ocasión de la próxima conmemoración de  un nuevo aniversario de la revuelta obrera de Puerto Natales de 1919.

Posterior a la investigación documental sobre estos hechos (efectuada entre 1998 y 2006) apareció el libro del historiador y sociólogo Ramón Arriagada “La rebelión de los Tirapiedras, Puerto Natales, 1919”. Punta Arenas, 2012. Ediciones de la Universidad de Magallanes, basado en la compulsa del expediente judicial original realizado desde 1919 en adelante contra los dirigentes de la revuelta.  En consecuencia, este ensayo no incluye los valiosos hallazgos de dicha valiosa investigación.

Punta Arenas – Magallanes, verano de 2009.

Manuel Luis Rodríguez U.

_____________

INTRODUCCIÓN: TENSIONES EN EL FRIGORÍFICO BORIES DE PUERTO NATALES.

 

Los sucesos de Puerto Bories y Puerto Natales en 1919 se originaron en una cadena inusitada de actos y reacciones de los actores directamente involucrados: trabajadores y dirigentes de la FOM en el Frigorífico Bories, y el administrador y otros directivos de la empresa Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, propietaria del establecimiento.

Allí donde estalla el fuego, es porque habían chispas y material propicio paras las llamas.  De la misma manera la tensión previa entre la Federación Obrera y los administradores de la Explotadora. encuentra sus raíces en la ausencia de mecanismos de diálogo eficaces y en la intransigencia de unos y otros.

Las comunicaciones entre la Federación Obrera en Punta Arenas y la Sub-Delegación en Puerto Natales se fueron haciendo diarias, de manera que en ese entonces, los hechos y las noticias ocurridas en un día en una ciudad, eran conocidas en la otra ciudad el mismo día (puesto que funcionaba la comunicación telefónica o telegráfica) o al día siguiente.

El 20 de enero de 1919, los obreros del Frigorífico de Puerto Bories se declararon en huelga exigiendo las 8 horas, lo que determinó que las autoridades del Territorio se alertaran y solicitaran refuerzos militares para Magallanes.  Al mismo tiempo, una comisión patronal presidida por don Elías Braun (de la casa Braun & Blanchard) se desplazó hasta Ultima Esperanza para intentar encontrar un arreglo, mediante conversaciones directas con la Sub-Delegación natalina de la Federación Obrera.

La solución a esta huelga de los obreros del frigorífico Bories fue lograda satisfactoriamente, pero fué seguida por un incidente que actuó como la chispa que detonó otra explosión.  A principios de 1919 por lo tanto, el clima social y público de las relaciones entre los trabajadores y los patrones de las estancias no era similar al de 1912 o 1913.

La vida en las estancias y lugares de trabajo continuaba siendo muy dura y difícil.

De hecho, las condiciones del trabajo en el Territorio, especialmente las relacionadas con las faenas del campo, presentaban todavía situaciones precarias y duras para los obreros de las estancias.  Dos ilustraciones aparecidas en el libro “Ganadería, Industrias y Comercio del Territorio de Magallanes 1919” de Díaz y Contardi, nos muestran gráficamente dichas condiciones.  En una fotografía se muestra dos precarísimas chozas de latas, palos y lonas e ilustra la forma como se pernoctaba en las pampas de Tierra del Fuego, mientras que la segunda fotografía muestra, a campo descubierto, una suerte de toldería hecha con cueros de animales de poco más de 1 metro de alto por unos 4 metros de ancho, foto que lleva como pie de ilustración la leyenda: “alojamiento de ovejeros en la Patagonia…” ([1])

De este modo,  las grandes huelgas campesinas de 1912, 1916 y 1918 habían contribuído a generar en Magallanes -y en el conjunto de la Patagonia- un clima cada vez más abierto de confrontación, y habían acentuado las odiosidades y posturas extremas entre los dirigentes sindicales y los sectores patronales.

Puerto Natales hacia 1919, era una pequeña localidad de alrededor de 1.960 habitantes, cuya actividad principal se centraba en el comercio de menestras o de artículos generales, en la ganadería, en el trabajo cada vez más intenso de los frigoríficos de Puerto Bories y Puerto Natales, y en la actividad marítimo-portuaria generada por todo este movimiento industrial y comercial.

El Frigorífico Bories era un establecimiento industrial de la Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, construído entre 1908 y 1914 en el que trabajaban permanentemente unas 105 personas durante todo el año, y que en la temporada de faenas, a partir de febrero, contaba con un plantel de alrededor de 400 obreros trabajando.

Desde el punto de vista estrictamente productivo, el Frigorífico Bories era un complejo que abarcaba frigorífico, conservación de carnes, fábrica de extracto de carne, curtiembre, secadores de cueros, aserradero, fábrica de ladrillos, un ferrocarril que lo comunicaba con Puerto Natales, y en cuyo recinto interior funcionaba su propio cuerpo de bomberos, oficina de aduana y hasta algunas instalaciones para la policía.

Socialmente, sin embargo, la naciente comunidad natalina aparecía como fuertemente segmentada, entre un reducido sector de empresarios, respaldados por la plana mayor de sus establecimientos (constituída mayoritariamente por inmigrantes ingleses, nórdicos o croatas), un sector “medio” constituído por capataces y ovejeros especializados (en su mayoría también británicos y específicamente escoceses), y una masa laboral obrera  formada mayoritariamente por inmigrantes chilotes y unos pocos eslavos (dálmatas).

En el transcurso de los primeros diez años de formación de la comunidad natalina, junto con generarse una evidente diferenciación social y económica, se habían incubado entre los obreros de las estancias y frigoríficos y sobre todo, en sus dirigentes más lúcidos ideas de raigambre anarquista, procedentes de Europa, alimentadas sin duda además, por la literatura política y social que circulaba entre las estancias desde la Patagonia argentina (de mano de los obreros e inmigrantes españoles que trabajaban indistintamente a uno u otro lado de la frontera) y por el propio periódico “El Trabajo” de la Federación Obrera.

La existencia de tensiones sociales acumuladas en Ultima Esperanza no pudo ser evitada por la Cámara del Trabajo, toda vez que no existía una legislación social que regule las relaciones entre patrones y obreros.

Por ello, el conflicto entre Capital y Trabajo era entonces directo, y el choque se produjo: en aquel tiempo, era fácil y frecuente portar armas y por eso, el choque fué armado.

Seguir leyendo “23 de enero de 1919 – La revuelta obrera del Frigorífico Bories y Puerto Natales”

Zapping – Cuento Corto

zapping…en un canal están dando una película de guerra, de esas películas de guerra donde los soldados de Estados Unidos siempre son los únicos que defienden a todo el mundo y donde ellos ganan la guerra, con la unica diferencia que los EEUU ganan las guerras solo en las películas de guerra…zapping…en un canal pasan otra insufrible telenovela turca con mujeres siempre  sometidas y sumisas y varones dominantes que tienen todo el poder y toda la riqueza…zapping…un canal que vuelve a mostrar por enésima vez la misma casa en la pradera de hace diez o veinte o treinta años atrás…zapping…otro canal donde vuelven a repetir la película Rambo y cuyo número ya olvidé…zapping…otro canal que transmite que vuelve a repetir interminables series de contenido bíblico, como si todos los tele-espectadores fueran hebreos…zapping…un canal que sigue repitiendo Dos Hombres y Medio y la serie Friends…zapping…otro canal de historia que solo muestra la historia de Estados Unidos…zapping…otro canal que transmite series de remates y casas de remate…zapping…otro canal argentino que transmite en verano en vivo y en directo todos los festivales folklóricos desde las provincias…

apagon-analogico

El asalto e incendio de la Federación Obrera de Magallanes del 27 de julio de 1920 a la luz de nuevos antecedentes

Los sucesos del 27 de julio de 1920, constituyen una fecha altamente significativa y simbólica en la historia social en Magallanes y la Patagonia.  Estos hechos han sido recordados e historiados muy frecuentemente, siendo la versión histórica más completa hasta ahora publicada en Magallanes, la que realizó el historiador magallánico Carlos Vega Delgado.

Sin embargo, el surgimiento y compulsa de nuevas fuentes y evidencias documentales sobre estos hechos, ha abierto nuevas vetas a la investigación histórica y al conocimiento, las que permiten aportar una visión más completa y más compleja sobre los acontecimientos, revelándonos el rol de cada uno de los principales protagonistas.

27julio1920

La importancia histórica de este acontecimiento, está asociada por una parte, a la memoria popular de los magallánicos, especialmente de los movimientos sociales y sindicales a través de todo el siglo XX que cada 27 de julio conmemoran, recuerdan y relacionan el drama ocurrido en 1920 con los hechos de la actualidad; y por otra parte, porque a lo largo de casi un siglo transcurrido han ido apareciendo distintas fuentes y versiones de esos hechos.

Tumbas, plazas y memoriales, además de una abundante literatura histórica, marcan concretamente esa memoria histórica y popular en la región de Magallanes.

Materiales documentales inéditos como el expediente del juicio realizado por el Primer Juzgado de Letras de Punta Arenas entre 1920 y 1922, así como la oportunidad de acceder y revisar los registros escritos en el Libro de Partes y Libro de Atenciones de la Cruz Roja de Punta Arenas, la lectura de algunos registros de actas de sesiones de la Logia Masónica “Estrella de Magallanes” de Punta Arenas y de los Libros de Partes de las distintas Compañías del Cuerpo de Bomberos de Punta Arenas, permiten ahora elaborar una descripción y una interpretación más amplia, crítica y detallada de aquellos trágicos acontecimientos.

Junto con una lectura crítica y explicativa, aquí se presenta una secuencia cronológica de los hechos realmente ocurridos, a la luz de la información histórica actualmente disponible.  Además, se presenta un panorama histórico del contexto político y social nacional y local al año 1920 y un análisis crítico de las causas, motivaciones, responsabilidades y autoría de los hechos.

Esta es una contribución a la memoria histórica del trabajo y los trabajadores en la región de Magallanes y la Patagonia.

Manuel Luis Rodríguez U.,

Punta Arenas – Magallanes,  otoño de 2015.

________________

Lea y descargue aquí el ensayo completo:

asalto-e-incendio-federacion-obrera-27-julio-1920-nuevos-antecedentes-version-final

________________

 

 

El golpe de Estado ciudadano. Esas iniciativas que reinventan la democracia – Elisa Lewis, Romain Slitine – Libro

Un fantasma recorre el mundo: el fantasma de la crisis de las democracias.

En distintas regiones del planeta resuenan los crujidos del edificio de las viejas democracias, y se expresan las quejas y las manifestaciones ciudadanas que nos hablan del deterioro de la democracia liberal, de la crisis de la democracia representativa.  Las democracias consideradas “ejemplares” de Europa y Norteamérica muestran su rostro más peligrosamente populista, xenófobo, racista y desigual.

Las democracias modernas además, conviven difícilmente con dictaduras y autocracias, regímenes centralizados de partido único (como en China, Corea del Norte o Cuba) o monarquías hereditarias (como en Arabia Saudita, Emiratos Arabes) o dictaduras militares como en Birmania, que desafían la conciencia democrática de la humanidad y ponen en entredicho la vigencia plena de los derechos humanos.

Si la democracia es un valor universal, sigue siendo una aspiración incumplida para millones de ciudadanos en el mundo.

Las crisis en las democracias actuales son motivo de legitima preocupación.

Una campaña presidencial en EEUU (2016) que pone al desnudo a los ojos del mundo las profundas grietas sociales y culturales y divisiones de la sociedad estadounidense, mientras una serie de naciones europeas (que aún no salen de los efectos de la crisis económica de 2008) y que arriesgan caer en el extremismo nacionalista de ultraderecha (Hungría, Italia, Francia) o que se encuentran sometidos a crecientes presiones separatistas (Escocia, España), y mientras Gran Bretaña elije salir de la Unión Europea.   En síntesis, en la mayor parte de las democracias representativas occidentales, los ciudadanos se desalientan, o se movilizan y se quejan de los insoportables perjuicios sociales y económicos del costoso experimento neoliberal iniciado a fines del siglo XX.

Somos espectadores además, de un feroz golpe a la credibilidad de la “democracia estadounidense”: la denuncia que en la elección de Donald Trump intervino una potencia extranjera.   Un golpe demoledor si se considera que EEUU tiene una oscura historia de intervención en muchas democracias del mundo, mediante golpes de Estado y un catálogo ya conocido de numerosas maniobras desestabilizadoras.

La crisis de la democracia liberal occidental y representativa está a la vista de millones de ciudadanos, los que reclaman que las instituciones no resuelven sus aspiraciones y la clase política no los representa.   Los partidos políticos a lo ancho de todo el espectro ideológico moderno, hacen crisis, golpeados por la pérdida de representatividad, anquilosados en estructuras demasiado verticales y cerradas, aparentemente incapaces de dar cuenta de los acelerados cambios culturales que tienen lugar desde fines del siglo XX.

La corrupción es uno de los virus mas perniciosos que corroen las democracias. La corrupción entre los negocios y la política, el nepotismo y las prácticas deshonestas de enriquecimiento privado con recursos públicos. Se trata de otro de los efectos perniciosos del neoliberalismo, como lo denunciara Naomi Klein en “La Estrategia de Choc”.

Sin embargo, la democracia puede reinventarse.   Y puede reinventarse desde el interior mismo de la única y última reserva que puede reconstruirla: la ciudadanía.

Es la esperanza que ofrece este libro.

coputdetat

Elisa Lewis, Romain Slitine: Le coup d’Etat citoyen.  Ces iniciatives que reinventent la démocratie. Paris, 2016. La Découverte. 173 p.

Asistimos a la (otra) transición a la democracia.

El signo principal de esta corriente profunda que atraviesa la sociedad contemporánea, la tesis central de este libro recién publicado, es que en todo el mundo se han desarrollado experiencias de reinvención de la experiencia democrática, nuevas formas de hacer política que sirven como memoria reciente a la hora de repensar las futuras nuevas instituciones.

Retomar el poder desde los propios territorios, intervenir en la formación y elaboración de las leyes, hacer lobby ciudadano ante las instancias gubernamentales, reencontrar el sentido de lo público y de la participación de los ciudadanos en política, son algunos de los ejes conceptuales de este proceso de reconstrucción de la democracia, desde abajo, desde afuera y desde adentro de las instituciones.

Si crece el número de ciudadanos que se abstienen, la tarea es recuperar el sentido de lo político en los ciudadanos para que hagan política desde sus necesidades y aspiraciones, entendiendo que las elecciones son un instante en el proceso democrático.   Si aumentan los casos de corrupción, de intervención de los negocios y el dinero en la actividad política, los ciudadanos tienen la herramienta de la transparencia, la denuncia, la contraloría ciudadana.

Si crece la concentración de los medios de comunicación en manos de grandes corporaciones mediáticas, los ciudadanos tienen el recursos de crear sus propias redes sociales, sus propios medios de circulación de la información, para quebrar el monopolio comunicacional de los detentores del poder político, económico y mediático.

Ya no basta con quejarse, los ciudadanos pueden reconstruir la democracia, haciendo participación e intervención democrática desde sus propias realidades, identidades y territorios, sin esperar que sean convocados por las instituciones formales.

El año 2011 fue un momento culminante de esta oleada mundial de movilización ciudadana: las revueltas ciudadanas en los países árabes del Norte de Africa, las manifestaciones Occupy en Estados Unidos, los indignados en España, en Israel, en Inglaterra, en Tokyo, las manifestaciones estudiantiles universitarias en América Latina, los Aganaktismeni de Grecia, las que se prolongaron a continuación en los manifestantes “NuitDebout” (noche en pie) en Francia.

Lo que esas “explosiones ciudadanas” pusieron de manifiesto, fueron no solamente sus agendas específicas de reclamos contra los gobiernos de turno o el sistema de dominación vigente, sino que instalaron en el espacio público nacional y mundial la evidencia inevitable de que las anticuadas democracias representativas no están representando  suficientemente a los ciudadanos.

La democracia entendida como construcción imaginaria y social y no solo como un conjunto de reglas fijas.   La democracia entendida como forma de convivencia social y aceptación de la diversidad, en un marco de reglas comunes y compartidas.

La reconstrucción ciudadana de la democracia pasa por la apertura de las instituciones políticas al escrutinio, la intervención y la participación de los ciudadanos a los procedimientos, las estructuras y las formas de ejercicio del poder político.   Lo que supone además, una re-definición de la ciudadanía, como voluntad común, como marco de derechos y deberes, como ejercicio de la libertad.

La llamada “acumulación originaria” en la Patagonia

El conocido capítulo XXIV del primer volúmen de El Capital, crítica de la Economía Política de Carlos Marx, publicado en 1867, contiene una verdadera prehistoria del sistema capitalista en el mundo, una interpretación de la historia contemporánea del mundo occidental, con especial referencia a la acumulación originaria  y la formación del capital en Europa.

Escribe Marx en este capítulo: “En la historia de la acumulación originaria hacen época todas las transformaciones que sirven de punto de apoyo a la naciente clase capitalista, y sobre todo los momentos en que grandes masas de hombres son despojadas repentina y violentamente de sus medios de subsistencia y lanzadas al mercado de trabajo como proletarios libres y desheredados. Sirve de base a todo este proceso la expropiación que priva de su tierra al productor rural, al campesino. Su historia presenta una modalidad diversa en cada país, y en cada uno de ellos recorre las diferentes fases en distinta gradación y en épocas históricas diversas. Reviste su forma clásica sólo en Inglaterra, país que aquí tomamos, por tanto, como modelo.” (Marx, C.: El Capital, Crítica de la Economía Política. Vol 1, capítulo XXIV. Fondo de Cultura Económica, México, 1970, pág. 609)

En la Patagonia austral del siglo XIX, sin embargo, territorio abierto e inexplotado a disposición de un capitalismo tardío y fronterizo, se dieron exactamente las mismas condiciones que ocasionaron el derrumbe del feudalismo europeo, con la suma de ingredientes de una fuerte inmigración de capitales ingleses y europeos, y un escabroso proceso de despoblamiento y de cacería humana de los pueblos originarios desde las pampas e islas australes de Chile y Argentina.

marxvol1

La instalación de lo que denomino una “economía ganadera de exportación”  se hizo en la segunda mitad del siglo XIX en la Patagonia, sobre la base de la combinación de un conjunto de factores sociales, económicos, políticos y culturales y que Marx denominó “acumulación orignaria del capital”, aún en el marco de contextos históricos distintos.

Definimos a la economía ganadera de exportación como “una estructura productiva territorialmente situada, basada en la producción y exportación de productos de la ganadería ovina extensiva a través de vínculos comerciales, financieros y tecnológicos con los mercados europeos, cumpliendo un rol subalterno, en el marco de una división internacional del trabajo, donde la región patagónica suministraba productos primarios (lanas, carnes, cueros) a cambio de capitales y tecnología“.

En este contexto, el desarrollo de esta economía regional ganadera en la Patagonia entre la segunda mitad del siglo XIX y primera mitad del siglo XX, hizo posible amplios flujos de mano de obra entre el sur de Chile y de Argentina, instaló una base industrial de estancias ganaderas y frigoríficos, impulsó el comercio y favoreció la formación de la banca regional, la industria naviera y la navegación marítima, sobre la base de una explotación intensiva de mano de obra obrera y artesanal.

En la Patagonia, como lo describe el ensayo adjunto, el punto de partida de la formación del capital fue el desarrollo del capital comercial (el comercio de pieles para suministrar al mercado inglés, como es el caso de José Nogueira) y la llegada del capital financiero británico para apoyar la formación de las grandes explotaciones ganaderas.

El caso de la formación de la llamada Sociedad Explotadora de Tierra del Fuego, el más grande latifundio ganadero del mundo, fundada en 1893 y asentada en las tierras patagónicas de Magallanes, Santa Cruz y Tierra del Fuego, fue paradigmático en este proceso.

sociedad-explotadora-de-tierra-del-fuego-wikipedia

Lo que hizo poible que se instalara esa economía ganadera de exportación en la Patagonia chileno argentina, fue precisamente la misma combinación de factores que dió forma a la acumulación originaria capitalista: un Estado y gobiernos que entregaron a vil precio el usufructo de grandes extensiones de tierras a algunos pocos empresarios (especialmente extranjeros), la inmigración deliberada de emprendedores, trabajadores y artesanos extranjeros, una clase terrateniente que despojó de las tierras a los pueblos originarios que allí habitaban desde milenios, y la liquidación lenta y exterminio de los indígenas mediante el despojo, la cacería mediante mercenarios, el desalojo y la formación de colonias cerradas para intentar  “civilizarlos”.

Lea y descargue aquí mi ensayo: “La formación del capital en la Patagonia”:

la-formacion-del-capital-en-la-patagonia

Ejercicios de lectura y ceremonia de bienvenida a mis libros

Cuando compro o recibo un libro, ese nuevo libro me pertenece desde antes que yo lo haya adquirido.  Sucede que he visitado esa librería a lo menos dos o tres veces, recorriendo los anaqueles, acercándome y alejándome del libro que busco.

Así es que cuando llego al libro, el libro también llega a mi, porque lo estaba buscando y lo esperaba, desde antes que el libro mismo supiera que llegará a mi biblioteca.

poemas

Cuando ocurre el instante que llega a mis manos, ya somos amigos, como hermanos que se andaban encontrando y que nunca dejaron de buscarse.

Como un hermano lejano que siempre existió, con el cual casi no nos cruzamos físicamente en la vida, pero que sabe que ambos pertenecemos al mismo universo, a la misma paternidad.

Así, la lejanía del papel, la tinta y la escritura se vuelven cercanía, en un misterioso abrir de ojos curiosos.

Buenos días amigo libro: bienvenido a mi biblioteca, a mis rincones más secretos, a mis veladores de noche, siempre invadidos de otros hermanos libros tuyos, a mis anaqueles y libreros doblados por el peso de tantos antecesores del recién llegado.

Buenas tardes amigo libro, te invito a que conversemos en silencio, palabra a palabra, sílaba a sílaba, frase por frase, para que nos descubramos lentamente, para que nos vayamos conociendo.

La rutina comienza ahora.

Abro el libro -en primer lugar- en la portada y en el índice.    Recorro con calma hojeando sus páginas nunca leídas, apreciando la textura del papel, las frases y párrafos que transportan ideas, saberes, sabores, sentimientos, tiempos y espacios…

Entonces, ha llegado el momento iniciático del bautizo del libro.

Un ritual tranquilo y casi solemne de apropiación física, material del libro, donde inscribo a mano mi nombre en la página de portada, mi fecha de nacimiento en alguna página al azar del interior del texto y mi firma en la contratapa final del libro.   A partir de este instante mágico y silencioso, el libro podrá recorrer el mundo y salir a mostrar su belleza interior, diciendo con orgullo que me pertenece.

En años pasados me daba además a la tarea noble de envolver mis libros en plástico transparente, pero el tiempo dejó atrás esa costumbre.

Y ahora, bueno… ahora podemos conversar.

Vuelvo al índice y reconozco detalladamente la bibliografía, los materiales fundamentales de que se sirvió el autor para escribir lo que escribió, donde podré intentar discernir las ideas propias de las ideas prestadas.

La primera lectura será después una gradual aproximación a las ideas y las razones, escribiré anotaciones en los márgenes, marcaré con asteriscos los conceptos más importantes, señalaré con subrayado las ideas más relevantes.  Volveré a los capítulos anteriores, produciré un diálogo entre las ideas del autor y mis propias ideas, las que van quedando escritas en las hojas en blanco al final del libro.

Escribo anotaciones incluso en los marcadores de páginas o en hojas de tamaño pequeño que van quedando diseminadas en el texto.

El libro me habla, me explica, describe, relata, comenta,  trata de razonar conmigo.

La razón del libro frente a mi propia razón.  Si no estoy de acuerdo con algún concepto, marcaré con una X junto al párrafo y anotaré mi propio concepto.

Pasarán semanas tras la primera lectura, meses.

Y volveré.

Volveré a leer los capítulos que me interesaron para hacer ahora una lectura crítica, una suerte de despedazamiento razonado del contenido del libro, una operación quirúrgica y dialéctica de análisis y reconocimiento interior del las ideas que lo componen… y me pondré a pensar y me dejaré llevar por la pregunta: … ¿y qué pienso yo de este concepto, de esta idea, cuál es mi propio punto de vista sobre este tema?

Hay libros que, lamentablemente, nunca pasan la prueba del escalpelo a que son sometidos.  Sufren de mis críticas feroces, de comentarios ácidos, de gestos de rechazo cercanos a la exclusión y el abandono.  Quedan rezagados en algún rincón sombrío de mi biblioteca e impotentes esperan algún día su reivindicación. Entre algunos pocos textos (forrados en plástico de color negro, para advertencia a los lectores desprevenidos) el libro “Geopolítica” de Pinochet, publicado en 1967, es uno de esos proscritos de mi biblioteca, golpeados por la verguenza del plagio y la insalvable pobreza conceptual. Y permanece castigado, relegado en un rincón…me refiero al libro…  

Otros libros en cambio pueden enorgullecerse del aprecio y del cariño que reciben y del mérito de haber pasado desde mi biblioteca a mi mesa de noche.

No olvidar que, en última instancia, cada libro es, a la vez, un pequeño e inmenso ladrillo del enorme edificio del saber de la humanidad.

Buenas noches amigo libro, mañana seguimos razonando.

La interrogación democrática

La interrogación democrática contiene preguntas y dilemas que -a lo largo de 20 siglos- la humanidad no ha terminado de responder.

El dilema central de la democracia en la sociedad occidental contemporánea y en las sociedades en vías de desarrollo, es el del deterioro de la legitimidad de sus instituciones y de la credibilidad de la clase política, cuestionadas por la ciudadanía ante la oleada de corrupción que las afectan.

Pero el fondo de la cuestión en el presente es el del modelo neoliberal de democracia y de Estado subsidiario.   Una democracia neoliberal basada en un Estado que entrega al mercado las decisiones fundamentales y que priva a “lo público” de la capacidad suficiente para responder a las demandas y urgencias de la ciudadanía.

Una primera constatación para analizar la interrogación democrática en el presente supone partir de la premisa que en el mundo occidental predomina hoy una democracia capturada por el poder del dinero, los negocios y  los mercados.

Quisiera aportar una suerte de definición preliminar de la democracia -una hipótesis general de trabajo- como la entiendo hoy en la segunda década del siglo XXI.

La democracia es el sistema político y social de las libertades, los derechos y las obligaciones cívicas, para que gobierne la ciudadanía conforme al interés general, a través de sus representantes legítimos o directamente.

Corría el año 1989.

El año del bicentenario de la revolución francesa, uno de los procesos históricos que marcaron el siglo XIX en el mundo y cuyos ecos atraviesan todo el siglo XX.  El año siguiente al triunfo del No en Chile y el inicio del fin de la dictadura. El año de las revueltas obreras en Polonia.

interrogation

En una librería en Lyon encontré este libro.

L’interrogation démocratique. Centre Georges Pompidou, reunió a un grupo de 9 pensadores y filósofos de distintos horizontes para reflexionar el presente y el futuro de la democracia en el mundo.

EL DILEMA DE UN ORDEN DEMOCRÁTICO CAPTURADO POR LA CORRUPCIÓN DEL SISTEMA NEOLIBERAL

La principal bomba de tiempo que está instalada en las democracias neoliberales de hoy es la corrupción originada en la relación incestuosa entre el dinero y la actividad política.

No es la Nación contra el Estado: es la ciudadanía contra el poder del dinero y de los mercados que invaden todas las esferas del aparato público, que infiltran todas las fisuras de la institucionalidad estatal y la convierten en un una sucursal de compraventa de las corporaciones y las empresas.  Bajo el predominio del mercado y del dinero, no hay Estado: hay en general, servicios públicos que en ultima instancia funcionan al servicio de los intereses privados.

14 de julio de 1789: “…¿Es una revuelta?… no Sire, es una revolución…”

Temprano en la mañana del 14 de julio de 1789, el rey Luis XVI de Francia dormía plácidamente cuando vino a despertarlo un ujier del Palacio de Versalles.  En ese mismo instante, varios miles de ciudadanos armados disparaban fusiles, mosquetes y cañones hacia la odiada prisión de la Bastilla y toda la ciudad de Paris estaba convulsionada.

El Ujier de palacio, al momento de despertarlo, informó al Rey del asalto a La Bastilla y entonces Luis XVI le preguntó: “…¿es una revuelta?…” (c’est une revolte?…),  a lo que el mensajero le respondió premonitoriamente: “…No Sire, es una revolución”.

Pero, el programa de actividades del rey de Francia esa mañana, demostrando su absoluta desconexión con lo que sucedía en el país, incluía una salida de cacería junto a algunos integrantes de la corte de palacio.  Esto explica por qué en la Agenda de Luis XIV al final de la jornada del 14 de julio, escribió. “14 julio. Muy buena cacería.”

Más de doscientos años después,  el mundo vive una profunda y extensa revolución de las conciencias, un intenso proceso multitudinario de toma de conciencia y de empoderamiento ciudadano, un cambio social y cultural profundo y de efectos duraderos, que ha sido catalogado como el “movimiento de los ciudadanos indignados”.

¿Hemos tomado conciencia que asistimos a un profundo cambio social y cultural en la sociedad contemporánea?

¿Cuál es la naturaleza del verdadero cambio que está sucediendo en el presente y del cual somos a la vez, observadores y protagonistas?

Las Ciencias Sociales de hoy tienen delante suyo un tópico de discusión y de investigación de considerables repercusiones, en la medida en que el cambio social deja de ser retórico y se convierte en noticia de actualidad y en una tendencia profunda del desarrollo contemporáneo, el cambio deja de ser un slogan de campaña y se manifiesta en la forma de multitudes ciudadanas que reclaman participación, democracia, transparencia, dignidad, libertad…

TRES ENFOQUES PARA UNA MISMA PROBLEMÁTICA

Los tres ensayos adjuntos proponen una reflexión sobre estos procesos de cambio social y cultural que están ocurriendo en nuestra sociedad, desde un punto de vista multidisciplinario, pero centrados en las categorías de análisis de la Ciencia Política y de la Sociología.

plumaEl ensayo ESTRATEGIA Y MOVIMIENTO – POLITICA, PODER Y CIUDADANIAS EN MOVIMIENTO EN LA EPOCA CONTEMPORANEA, elaborado en el curso de los movimientos sociales y estudiantiles de 2011 en Chile, propone estudiar y comprender los nuevos movimientos sociales y ciudadanos, desde la problemática del poder, mientras que PLACAS, SISMOS Y FALLAS, aborda estos movimientos desde el punto de vista de su impacto sobre el Estado y la institucionalidad política dominante.

A su vez, el ensayo REDES Y MULTITUDES INTELIGENTES EN EL SIGLO XXI examina el cambio cultural originado en el uso masivo de las TICs y las nuevas modalidades de movilización y otras prácticas colectivas emergentes, en particular a través de las nuevas generaciones de jóvenes.

Lea y descargue aquí los ensayos:

ESTRATEGIA Y MOVIMIENTO POLITICA, PODER Y CIUDADANIAS EN MOVIMIENTO EN LA EPOCA CONTEMPORÁNEA

PLACAS SISMOS Y FALLAS BREVE TRATADO DE SISMOLOGIA POLITICA

REDES Y MULTITUDES INTELIGENTES EN EL SIGLO XXI

_______________

Nos interesa su opinión sobre estos ensayos:

El colapso 

Esa mañana del 21 de enero de 2.331 el termómetro marcó -19º grados de glacial frío veraniego en el Hemisferio Sur. La corporación Global Communications System, con sede en Shanghai, informó que a las 07.26 horas GMT, sus saturados 184 satélites geoestacionarios habían dejado de recibir y enviar información.

shutterstock_311802605-3dsculptor-satelite

El mundo entero retrocedió 250 años en su Historia en sólo 6 horas.

Las redes sociales dejaron de funcionar, los índices bursátiles se aplanaron, la TV digital se apagó, las radioemisoras se silenciaron, las industrias se paralizaron, Internet dejó de funcionar, los relojes electrónicos se detuvieron, las bolsas de valores se desplomaron, las redes de BigData se bloquearon, los supermercados cerraron sus puertas, los servidores bancarios dejaron de entregar billetes, los aeropuertos y las estaciones de trenes se convulsionaron, las bases de datos no transmitían, los bancos se resguardaron, las compañías de seguros colapsaron…

Las personas, desesperadas, tuvieron que comenzar a conversar cara a cara y a enviarse mensajes escritos en hojas de papel.

La Humanidad siguió existiendo.